Redacción Canal Abierto | Repartir 30 mil paquetes de yerba mate fue la novedosa forma de protesta que los productores yerbateros de Misiones llevan adelante desde las 9 de la mañana en Plaza de Mayo.

El reclamo fundamental es una legislación que obligue a que se cumplan los precios acordados de $5,10 por kilo de hoja verde y $19,20 por kilo de yerba, el mismo que se vende a los consumidores a más de $60.

La protesta –que continúa la línea del “verdurazo” y el “manzanazo” del año pasado- estaba prevista para ayer, pero el operativo de seguridad por la apertura de sesiones legislativas lo impidió. Sin embargo, los tareferos (cosechadores) y productores lograron colar, a través de una diputada misionera, un paquete de yerba que recibió el presidente Mauricio Macri cuando terminó su discurso, y mostró a las cámaras con una sonrisa tensa.

El reparto de yerba en la Plaza es el punto fuerte de un reclamo que comenzó en Misiones y lleva meses. “Tuvimos que venir a Plaza de Mayo para que vean nuestra situación”, lamentó Jorge Butiuk, presidente de la Federación Agraria filial Misiones, en declaraciones periodísticas. Actualmente, las 40 mil familias que dependen de esta actividad reciben sólo $3 por kilo de hoja verde. Antes de llegar a Capital, viajaron 20 horas parando en cada pueblo para explicar su problemática  a los consumidores, y la forma en que ambos extremos de la cadena son estafados.

Butiuk explicó que este desfasaje de precios ocurre porque los grandes molineros del sector y los hipermercados “negocian un precio a la baja” que termina perjudicando a los de abajo. “Los molineros hacen caer el precio, nos pagan menos, y los hipermercados compran más barato pero no bajan los precios”, detalló.

Por su parte, Ángel Oseñuk, productor yerbatero de la zona de San Vicente, sostuvo que desde el Gobierno “existe un doble discurso, porque por un lado se pide a la gente que trabaje, pero por el otro los que trabajamos nos estamos fundiendo”.

En tanto, el Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), que debió fijar el precio de la materia prima para el periodo abril-septiembre, derivó  la decisión en la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación por falta de consenso.

La determinación de los valores para la hoja verde y para la yerba canchada (seca, sin moler) requiere la unanimidad de los doce miembros del Directorio del INYM, que no se logró al cabo de tres reuniones.

Nuestros temas