Redacción Canal Abierto | La nueva oferta de María Eugenia Vidal contempla sólo un punto más de aumento que la propuesta original. Se ubica en un 19%,  en tres cuotas más cláusula gatillo. Los gremios docentes y los auxiliares de la educación organizados en ATE rechazaron el ofrecimiento porque, como era de esperar, no contiene la pérdida de poder adquisitivo durante 2016, evaluada en un 10%. Además, convocaron a un paro para el lunes.

El gremio nacional docente Ctera, en tanto, convocó a un paro en todo el país para miércoles y jueves de la semana próxima por el incumplimiento de la convocatoria a una paritaria nacional docente y el techo salarial que impone el gobierno bonaerense en una negociación que es testigo para el resto de las provincias. Asimismo, la organización convocó a un marcha educativa para el martes 21 y miércoles 22 de marzo.

Silvia Almazan, dirigente de Suteba, explicó en nombre del Frente Docente que “si bien la oferta contempla algunas variaciones, en términos porcentuales representa solo un punto más”. La propuesta oficial quedó muy lejos del 35% que venían reclamando los sindicatos desde el inicio del conflicto, un porcentaje que surge del 10% de pérdida de poder adquisitivo en 2016 y las estimaciones de un 25% de inflación previsto para 2017. Los sindicatos ahora evaluaran nuevas medidas de fuerza.

La reunión entre los trabajadores de la educación se desarrolló en la sede del Ministerio de Economía provincial, en La Plata. Participaron de la discusión los seis sindicatos del Frente Gremial Docente: Suteba, FEB, UDA, AMET (técnicos), Sadop (privados) y Udocba (CGT); más los estatales de ATE que se incorporaron a último momento por un fallo del juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº1 de La Plata, a cargo de Luis Arias, quien hizo lugar a una medida cautelar presentada por el sindicato.

Por el gobierno, participaron del cónclave los ministros de Trabajo, Marcelo Villegas; de Educación, Alejandro Finocchiaro; y de Economía, Hernán Lacunza.

Los gremios docentes mayoritarios de la provincia de Buenos Aires habían levantado el paro anoche ante el anuncio del gobierno bonaerense de acercar una “propuesta superadora” a la mesa paritaria, y en la mayoría de las escuelas bonaerenses hoy viernes comenzaron las clases luego de cuatro días de paro.

Los dirigentes sindicales habían asegurado que los niveles de adhesión a la huelga rondaron los 80 por ciento. El Frente Gremial realizo durante toda la semana asambleas por distrito.

También hay conflictos en Córdoba, el Chaco, San Juan y Santa Fe. En Entre Ríos, los maestros están cumpliendo una huelga de cinco días.

En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, la ministra de Educación Soledad Acuña se esmeró un poco más y alcanzó una oferta del 19,5% en dos tramos que ya fue rechazada, al menos, por Ademys y UTE.