Redacción Canal Abierto | Desde San Miguel, provincia de Buenos Aires, Mauricio Macri anunció en tono electoral junto a María Eugenia Vidal el relanzamiento del Procrear, el programa de créditos hipotecarios que desde diciembre de 2015 estaba paralizado. ¿Se trata de una revolución, como calificó el Presidente?

El Programa lanzó la línea de crédito Solución Casa Propia para la compra de inmuebles nuevos y usados -algo que el antiguo Procrear no ofrecía- de hasta tres ambientes por un valor máximo de $1.650.000. El beneficiario deberá poner de sus ahorros el 10%. Si la propiedad vale hasta $1.200.000, el financiamiento del Estado será de $300.000 (hogares sin hijos ni personas discapacitadas) o de $400.000 (hogares con hijos o discapacitados). Si el inmueble vale entre $1.200.000 y $1.650.000, el aporte estatal será de $200.000 ó de $300.000 respectivamente. El resto, lo financian los bancos.

 “La gente tendrá la posibilidad de comprarse una vivienda nueva o usada a tasas del 3,5% al 6,5% anual más inflación, con un total de 14 bancos y, próximamente, el Banco Nación” , detalló Iván Kerr, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación.

Según cálculos difundidos por el Gobierno, en el caso de la vivienda de hasta $1.200.000, la cuota inicial de un crédito a 30 años del Banco Nación (ajustada a la inflación establecida por el INDEC y a una tasa del 3,5% anual) resultará de $3000, en tanto que con otros bancos ese valor llegará a unos $4500. Si la vivienda vale entre $1.200.000 y $1.650.000, la cuota sería de $3800.

Sin embargo, estos valores difundidos por el gobierno corresponden a las primeras cuotas. A diferencia del anterior Procrear que financiaba la tasa de crédito, el nuevo financia el capital. De esta manera, permite que ingresen familias con menores ingresos, pero indexa las cuotas a valores impredecibles. Ningún beneficiario sabrá cuánto pagará al mes siguiente.

El sistema sí establece un ancla en la variación promedio de los salarios. Eso implica que si alguna vez la cuota incrementada según la inflación tuviera una suba superior al 10% respecto del ajuste que habría tenido en caso de que la actualización se hiciera por la variación de salarios, entonces el banco debe ofrecer una extensión del plazo, para aliviar el pago mensual. De todos modos, la cuota seguiría siendo imprevisible.

Que el Estado financie el capital y no la tasa de crédito, le garantiza a los bancos que la deuda no se licúe ante una eventual morosidad. El convite resulta atractivo para el capital financiero,  que acudió al esquema con catorce bancos.

Solución Construcción

El gobierno presentó otro programa de crédito, orientado a propietarios de lotes. En verdad, es un revival de aquella línea de financiación impulsada por el gobierno de Cristina Kirchner entre 2012 y 2015.

En este caso, el valor máximo de la obra a emprender -que no podrá superar los 80 metros cuadrados- será de $1.100.000. El subsidio estatal será de $400.000 ó de $300.000, dependiendo de si el beneficiario tiene o no hijos o discapacitados a su cargo. El aporte de la persona es el lote y esa propiedad no podrá valer más de $500.000. Y la cuota inicial del crédito con el Nación sería de $2000, según los funcionarios.

Para ambos programas, la adquisición del crédito ya no será por sorteo en la Televisión Pública, sino por el ranking establecido entre los aspirantes que acrediten entre dos y cuatro salarios mínimos (entre $16.000 y $32.000). Las prioridades, establecidas por diversas variables, beneficiarían a los más vulnerables. Este punto es polémico: ¿volverán los rumores de alteraciones discrecionales en los listados de beneficiarios?

Por fuera del nuevo Procrear quedan los sectores con mayores necesidades, para quienes el Estado ofrece viviendas sociales del Plan Nacional de Viviendas, o simplemente la urbanización de villas.

Asimismo, las familias con ingresos superiores a $32.000 tampoco pueden ingresar a los nuevos créditos, y quedarán relegadas a los créditos hipotecarios que exigen no menos de $60.000 de ingresos.

Superministro

El nuevo Procrear pasó a la órbita del ministro del Interior y Obras Públicas desde la ANSES mediante un decreto. Rogelio Frigerio, principal operador del Ejecutivo con los gobernadores, tendrá un financiamiento de $60.000 millones: 25.000 millones de presupuesto original, 30.000 millones del Banco Nación y 5000 millones de capitales chinos. ¿Tendrá algo que ver el año electoral?

De acuerdo a Iván Kerr, Solución Casa Propia alcanzará a 18 mil personas y Solución Construcción a 10 mil viviendas, de las cuales 4 mil se entregarían este año. Muy lejos del millón de créditos hipotecarios que Macri anunció a principio de su mandato, cumpliendo una supuesta promesa de campaña. A este ritmo, no le alcanzaría gobernar ni hasta 2027.

Líneas de crédito del nuevo ProCreAr

Tipo de vivienda a adquirir: inmuebles nuevos y usados de hasta tres ambientes por un valor máximo de $1.650.000.
Destino: compra de vivienda única familiar y de ocupación permanente.
Quiénes pueden acceder: familias con ingresos formales netos entre 2 a 4 salarios mínimos, vitales y móviles (SMVyM).
Financiación: de acuerdo a las líneas de crédito de cada Banco participante, denominadas en Unidades de Vivienda (UVI).
Monto mínimo del crédito: $150.000. Plazos de 10, 15 y 20 años.
Ahorro: 10% o 15% de acuerdo al valor de la propiedad.
Bonificación del Estado Nacional: es un monto de capital no reembolsable que se otorga directo a la familia al momento de la escrituración de la vivienda. El monto de la bonificación dependerá de la composición del grupo familiar y del valor de la vivienda a adquirir. Los montos previstos son: Solicitantes con menores a cargo, $300.000 para viviendas de hasta $ 1.000.000; $200.000 para viviendas de hasta $1.500.000 – Solicitantes sin menores a cargo: $200.000 para viviendas de hasta $ 1.000.000 – $100.000 para viviendas de hasta $1.500.000
Destino: Es una nueva línea diseñada para las personas que tienen un terreno de un valor hasta $500.000 y quieran construir una vivienda de hasta $1.100.000 de 80 metros cuadrados o menor.
Plazos de pago de hasta 30 años. Las familias pueden elegir el banco donde tramitar el préstamo.
Cuota mensual promedio: $3.400 dependiendo del monto solicitado de crédito y el banco que otorgue el crédito.
Ahorro: no es necesario pero la familia debe tener el terreno, propio o de un familiar en caso de ser madre o padre soltera/o.
Subsidio del Estado nacional: Hasta $400.000 para familias con hijo/s.

Nuestros temas