Redacción Canal Abierto | El INDEC publicó su Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y destacó que en el país hay 13,3 millones de pobres (30,3% de la población) y 2,6 millones de indigentes (6,1%). El dato surge de los relevamientos realizados en 31 conglomerados urbanos de todo el país, hasta diciembre de 2016.

Jorge Todesca, titular del instituto, advirtió que el dato no puede compararse con el primero del INDEC en la gestión de Mauricio Macri. Aquella vez, la pobreza había alcanzado un 32,2% y la indigencia un 6,3% en el segundo trimestre del año pasado.

“El dato de pobreza correspondiente al segundo semestre del 2016 es incomparable con el publicado para el segundo trimestre del mismo año. Por lo tanto, cualquier intento de esta naturaleza busca ocultar con una supuesta mejora semestral fundada en una triquiñuela estadística, el modo en que el cuadro social se agravó durante el año pasado”, expresó el economista Claudio Lozano, coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP).

Según su análisis, la comparación con diciembre de 2015, mes en que asumió Mauricio Macri, la pobreza se incrementó en medio millón de personas y la indigencia en 388.000. De esta manera, el economista sostiene que el 77% de los nuevos pobres son indigentes.

“Si además proyectamos la situación de ingresos y precios a marzo de 2017, surge que en quince meses hay 750.000 pobres más y medio millón de indigentes más. Comparando esto con la evolución poblacional, es como si cinco de cada seis nacidos vivos hubiesen ido a parar a la indigencia”, agregó Lozano.

Un elemento dramático del anuncio del INDEC es que el 34,8% de los chicos de hasta 14 años son extremadamente pobres. Es decir, están en una situación de indigencia extrema y no llegan a percibir las calorías necesarias.

Las cifras incluso podrían estar subestimadas, ya que los conglomerados donde el INDEC se nutre de información estadística excluye las zonas rurales y las localidades pequeñas en las que los ingresos suelen ser más bajos.

Considerando esta variable, la localidad más pobre del país para el INDEC es La Banda, en Santiago del Estero, con el 44% de la población. En términos cuantitativos, en tanto, es el Gran Buenos Aires donde reside la mayor cantidad de víctimas del sistema con 7 millones de pobres.