Redacción Canal Abierto | El crecimiento de la representación de la derecha en América Latina tampoco escapa a Ecuador. Sin embargo, en un ajustado balotaje, el oficialismo liderado por Lenin Moreno (Alianza País) derrotó al proyecto neoliberal de Guillermo Lasso (Creo) por 51,14% sobre 48,46%, cuando resta cargar sólo el 1,42% de las mesas escrutadas.

Así lo confirmó el Consejo Nacional de Ecuador y lo vaticinó Moreno de manera pública cerca de las 22 horas de ayer, cuando el resultado era irreversible.  “Voy a inaugurar el gobierno más limpio de la historia. Vamos a erradicar completamente la corrupción ¡Cuento con ustedes ecuatorianos!”, expresó Moreno.

El resultado oxigena a los progresismos latinoamericanos luego de una serie de derrotas políticas que empezaron en la Argentina, siguieron en Brasil y acechan Venezuela.

Durante la primera vuelta, Moreno había alcanzado el 39,12%, Lasso el 28,3% y la socialcristiana Cynthia Viteri, el 16,3.

Suponiendo que la totalidad de los votos de Viteri hayan ido a Lasso, como se propuso la candidata, Lenin Moreno habría recogido las adhesiones que obtuviera el nacionalista militar Paco Moncayo, cuyo 7% había estado sustentado en votantes de izquierda y centro izquierda desencantados con el presidente Rafael Correa.

El resto del espacio en disputa -un 15%-, fue mayormente proclive al candidado oficialista, atraído con soluciones a problemas concretas en materia de vivienda, eucación y salud públicas, frente a la camapaña del miedo desplegada por el ex banquero.

El mandatario ecuatoriano salió por las redes sociales a festejar la consolidación de la Revolución Ciudadana, aunque sobrevuelan dudas respecto a la profundización del proceso. Moreno anticipó que lo suyo será continuidad con cambios.

Nuestros temas