Redacción Canal Abierto | Este domingo, alrededor de las 7 de la mañana, medio centenar de uniformados del Comando Radioeléctrico de la Policía de Santa Fe ingresaron a viviendas de los barrios Rouillon y Maradona de Rosario.

Referentes de la comunidad Qom denunciaron la brutal represión que tuvo como resultado 12 detenidos y varios heridos, entre ellos un menor de 14 años que se encuentra internado en el hospital Carrasco con fractura de hombro y costillas. También apuntaron a la falta de una orden judicial, los comentarios discriminatorios y demás irregularidades en las que habría incurrido el personal policial de la provincia.

Además, referentes de la comunidad denunciaron que los aprehendidos no fueron derivados de inmediato a la comisaría 19 (cercana al lugar de los hechos), lo que podría representar una privación ilegal de la libertad. A esto habría que agregar que, aun cuando el hecho había tomado estado público casi inmediatamente, el fiscal de Flagrancia Gustavo Ponce Asahad informó que recién tomó conocimiento de la situación pasadas las 11, es decir más de cuatro horas luego de lo sucedido.

“Es inhumano lo que hicieron. Tenemos derechos humanos que hacer valer, esto no puede ocurrir más”, expresó Ruperta Pérez, una de las referentes Qom de la zona, quien además denunció expresiones discriminatorias por parte de la policía mientras aguardaba la liberación de los detenidos.

En conferencia de prensa, esta mañana el fiscal Ponce Asahad confirmó: “El personal policial que intervino está identificado y se secuestraron las armas que efectuaron los disparos para peritarlas. Esto va a ser una investigación compleja”. A su vez, convocó a todos los testigos que estuvieron en el hecho a prestar declaraciones en la Fiscalía.

Por su parte, el jefe de Policía de Rosario, Marcelo Villanúa, salió esta mañana a defender el operativo y dijo que, según el acta elaborada por los policías que hicieron el operativo, todo fue correcto. “Avalo el procedimiento según el acta y también lo hace el gobierno de la Provincia”, subrayó.

No obstante, entre 40 y 50 agentes de la Policía de Santa Fe quedaron en el ojo de la tormenta al igual que el médico policial, que no habría atendido a los vecinos de la comunidad Qom, detenidos y heridos en la Comisaría 19.

Pedido de informe al Gobierno de Santa Fe

Concejales de la Legislatura rosarina de distintos partidos políticos ya elevaron un requerimiento de

información, tanto para la Intendencia como para el Ministerio de Seguridad de la provincia. Entre los legisladores que salieron a repudiar la represión policial y exigir explicaciones figura Celestre Lepratti, hermana de quien fuera asesinado en diciembre de 2001 a manos de un oficial que iba a bordo de un móvil del Comando Radioeléctrico.

Pueblos originarios en la ciudad de Rosario

Según un censo del municipio de Rosario de 2014, en la ciudad hay aproximadamente 6571 personas integrantes de pueblos originarios, donde una amplia mayoría (72,3%) se identifica como Qom.

Con respecto a la distribución territorial, el distrito Oeste (donde ocurrió la represión del pasado domingo) representa el 62,7% del total de la población censada. Cabe destacar que se trata de una de las regiones más humildes de Rosario.

El mismo estudio revela que sólo el 0,9% de los pueblos originarios que viven en Rosario son inmigrantes, siendo la gran mayoría ciudadanos argentinos.

Nuestros temas