Redacción Canal Abierto | En el marco de un conflicto cotidiano en todos los ámbitos de la administración pública santacruceña, hoy comenzó el paro de 48 horas convocado por la CTA Autónoma de la provincia, que mañana continuará acompañando el paro general nacional.

La discusión por la paritaria no encuentra respuesta favorable a los reclamos de los trabajadores públicos por parte de la administración kirchnerista. La noche del lunes 3 de abril, la protesta de docentes, jubilados, estatales y padres de alumnos que aún no empezaron las clases, en la puerta de la Casa de Gobierno en Río Gallegos, le impidió a la Gobernadora Alicia Kirchner retirarse a su domicilio hasta las 4 de la madrugada.

Los docentes rechazan una oferta del 10% de aumento repartido en 3 cuotas, y además exigen cobrar la que falta del incremento paritario de 2016. Los gremios de educadores no acataron la conciliación obligatoria y continúan de paro desde el día en el que estaba programado el inicio del ciclo lectivo.

Con respecto al conflicto que llevan adelante los trabajadores de la Justicia, el dirigente Francisco Gómez explicó que “las asambleas por localidades decidieron plegarse al paro de 48 horas y participar de la movilización”.

Los judiciales siguen llevando adelante un conflicto por el pago en tiempo y forma de sus haberes, y en defensa del sistema salarial que hoy está siendo cuestionado por parte del gobierno provincial, a través de una denuncia presentada por la Fiscalía de Estado.

Gómez anticipó que el viernes habrá asamblea provincial, pero que la moción de los trabajadores de Río Gallegos es “parar los 5 días la semana próxima”.

Por su parte, el secretario General de los docentes de ADOSAC, Pedro Cormack, detalló que “la de hoy es una marcha histórica del conjunto de los trabajadores”.

El responsable de APROSA (Salud), Hugo Jerez, explicó que “nosotros también paramos y movilizamos los días 5 y 6 y seguramente el 7 también porque hemos tomado la decisión de parar si no cumplen con el pago en el 4° día hábil del mes. Hay una problemática con el pago de algunos códigos y hay mucho malestar con el funcionamiento de la Caja de Servicios Sociales y por eso pedimos que se normalice”.

Por su parte, Olga Reinoso de ATE convocó a participar de las medidas de fuerza “hasta que nos paguen nuestros haberes” y detalló que “hay muchos compañeros sufriendo y por eso hoy ATE en distintas localidades del norte está haciendo de centro de evacuados”.

Patricia Soto, miembro de los jubilados que están acampando en la Caja de Previsión Social, destacó: “Seguiremos adelante con el pedido de pago en tiempo y forma y la cobertura de salud, porque el gobierno está desatendiendo a este sector que tiene gran vulnerabilidad”.

El vocal por los trabajadores activos ante la Caja de Previsión Fernando Alarcón explicó: “Denunciamos la intencionalidad del gobierno de basar la discusión en el pago en tiempo y forma, relegando para todos los sectores la recomposición salarial”.