Redacción Canal Abierto | Esta tarde, la charla abierta “Nacer pobre, crecer preso” reunirá a organizaciones que trabajan en el ámbito de niñez y adolescencia para debatir y poner en agenda un tema que preocupa: el impulso oficial por bajar la edad de imputabilidad a 14 años.

“El Gobierno tiene la decisión de avanzar con la baja y tiene capacidad para construir un consenso con determinado sector de la sociedad. La jornada de hoy tiene que ver con disputar ese consenso  -detalla Pablo Abramovich, de la Asociación Judicial Bonaerense, que formará parte del panel de debate-. Nosotros pensamos que en la sociedad también hay núcleos de buen sentido que son capaces de entender qué es lo que les pasa a nuestros niños y adolescentes, y los que estamos militando desde hace muchos años un rol del Estado diferente en niñez y adolescencia, tenemos que ser protagonistas de ese debate”.

Y agrega: “Hoy en día, la única intervención que realiza el Estado en el tema niñez es punitiva, es decir que a esos chicos que entran en conflicto con la ley penal, la única solución que se les propone es el encierro, lo que no solamente no soluciona el conflicto sino que lo profundiza porque está demostrado que esos chicos que pasan por el encierro siendo adolescentes terminan cometiendo delitos cada vez más graves. Entonces, lo que se plantea como una solución es en realidad una profundización del problema”.

La charla, organizada por el Encuentro Niñez y Territorio que nuclea a distintas organizaciones del país que trabajan la problemática, se da luego de que el Gobierno convocara, a través del Ministerio de Justicia, a una mesa de diálogo para discutir la posibilidad de la baja, en la que la gran mayoría de las instituciones intervinientes se manifestaron en contra. Sin embargo, el oficialismo insiste en promover la modificación a través del Congreso impulsando el tratamiento de la ley, en un año electoral donde –especula- una medida de este tenor le acarrearía simpatías y votos dentro del electorado más que pide medidas más duras. Este electorado, sin inocencia, es agitado a diario por un discurso mediático que vincula constantemente y contradiciendo las estadísticas a la niñez con la delincuencia.

“Estas mesas de diálogo lo que buscan es legitimar una decisión que ya tienen tomada en cuánto a cuál es la dirección de las reformas que pretenden impulsar. Y ni siquiera tienen la delicadeza de sacar el tema de su agenda ante una situación completamente adversa en la que todas las organizaciones plantearon que la baja no resuelve el problema. Eso pone en claro, por un lado, el carácter antidemocrático que tienen, pero también nos obliga a nosotros a profundizar el debate con la sociedad”, agregó Abramovich.

La cita es a las 18 en el Hotel Bauen, con acceso libre y gratuito, y completarán el panel Alcira Daroqui, coordinadora del Grupo de Estudios sobre sistema penal y derechos del Instituto Gino Germani de la UBA; María José Cano, miembro del Colegio de Profesionales de Trabajo Social de la Provincia de Buenos Aires; y Carolina Bianco, del Programa de Niñez, Derechos Humanos y Políticas Públicas de la Universidad Nacional de La Plata.