Redacción Canal Abierto | El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI) asegura en un informe que, durante el segundo semestre de 2016, siete de cada diez comercios de alimentos redujeron sus ventas en el Conurbano bonaerense.

La muestra se tomó en carnicerías, verdulerías, almacenes y mercados chinos en 126 barrios céntricos y periféricos de 20 distritos provinciales. El testeo presencial es similar a la metodología empleada por el INDEC, aunque el organismo estatal releva zonas donde residen sectores sociales más amplios que los vulnerables abarcados por el ISECPCI.

“Justamente, en esta parte del territorio la regulación del Estado es menor, lo que agudiza la estadística del INDEC que en marzo de 2017 informó el descenso de las ventas en supermercados respecto al mes anterior y a igual período de 2016” , explicó a Canal Abierto el director del ISEPCI, Isaac Rudnik.

De acuerdo a los datos recogidos por el instituto, el 70% de las carnicerías y el 54% de las verdulerías vendieron menos respecto del primer semestre de 2016, mientras que en el 66% de los almacenes y mercados se redujo la venta de productos de primera necesidad. En la mitad de ellos, se advirtió un descenso en el consumo de lácteos. Y el resto de los productos de almacén fueron menos requeridos en el 46% de los locales.

 

En paralelo, la estimación destaca que el 44% de los consultados confirmó un importante aumento en la venta de harinas y fideos. Esta traslación en la selección de alimentos refleja un corrimiento hacia productos más económicos.

En este sentido, el ISEPCI reveló la evolución de los precios de 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) en 320 comercios del Conurbano bonaerense. En marzo, la CBA subió un 2,89%, en un mismo porcentaje que la Canasta Básica Total (CBT). En lo que va del año, los incrementos ascienden a 7,65%.

Hay otro elemento que perjudica sobre manera a los sectores populares: en su mayoría, quedan marginados de los beneficios de la ley de devolución del IVA (con un tope de $300). La medida fue sancionada en julio del año pasado, para beneficiar a jubilados que cobran la mínima y trabajadores de planes sociales.

“La norma estipulaba que se incentivaría la instalación de posnet en pequeños y medianos negocios de los barrios, para que se pudiera concretar el beneficio. Pero los resultados de una encuesta que realizamos demuestran que el 74% de los comercios no aceptan tarjeta de débito porque no cuentan con posnet”, precisó Rudnik.

 

Nuestros temas