Redacción Canal Abierto | Cuatro policías de la Ciudad con sus armas irrumpieron el jueves a la mañana en una clase abierta en apoyo a la lucha docente que tenía lugar en el ingreso del Colegio Mariano Acosta.

Maestros, estudiantes y padres realizaban la actividad en la entrada de la escuela y los efectivos estaban dispuestos a impedir que el evento se trasladara a la calle.

La rectora Raquel Papalardo explicó en un testimonio que difundió el Centro de Estudiantes: “Cuando llegué a la puerta del colegio, me encontré con cuatro policías en la entrada. Les pregunté qué pasaba y me dijeron que estaban ahí para impedir un corte de calle. Entonces les dije que la clase pública sería dentro del colegio y me pidieron entonces que cierre la puerta”, a lo que ella se negó terminantemente.


Relato de Raquel Papalardo sobre la intervención policial en el colegio

Si bien estos efectivos no ingresaron a la escuela, durante la tarde otro policía armado entró al establecimiento y llegó hasta la Secretaría, donde explicó que había recibido información sobre la realización de “una marcha”. Las autoridades le solicitaron que se retirara de la institución educativa, en la que no se puede permanecer con armas de fuego.

Los docentes informaron que los efectivos declararon pertenecer a la Comisaría 7 de la Policía de la Ciudad y que se comenzaron a realizar las denuncias correspondientes.

Sobre el tema, la comunidad educativa del Colegio Nacional Mariano Acosta difundió un comunicado que anticipa que las autoridades del colegio realizarán “el acta correspondiente relatando los hechos”, que se hará la denuncia ante la asesoría tutelar del menor, que el lunes se presentará la misma en la Procuraduría contra la Violencia Institucional y una nota en el Ministerio de Seguridad de la CABA y Nacional “pidiendo explicaciones por el ‘operativo’ y responsabilizándolos por la seguridad de nuestrxs hijxs”.

Silvina Hermosa, presidenta de la Asociación Cooperadora del Mariano Acosta, analizó lo sucedido en conversación con Canal Abierto: “Nuestra comunidad no estaba cometiendo ningún delito ni estaba previsto salir a la calle, aunque deberíamos preguntarnos igualmente si manifestarse es un delito. En la escuela Mariano Acosta siempre acompañamos la lucha de los docentes y tenemos una mirada desde la comunidad muy vinculada a la educación pública. Por ejemplo, ante las declaraciones presidenciales criticando a la educación pública nosotros defendimos la decisión de apostar por la educación pública, gratuita y de calidad, y esto que sucedió lo tomamos como una afrenta a las actividades que se están haciendo en la institución y a sus autoridades”.

La Unión de Estudiantes Secundarios de Capital Federal también expresó su rechazo a lo sucedido: “El ingreso de las fuerzas de seguridad en la Universidad de Jujuy y en la Universidad del Comahue, la represión a docentes que montaban la Escuela Itinerante, el incumplimiento de la Ley Nacional de Educación son muestras del autoritarismo e ilegalidad del accionar represivo de los gobiernos macristas de la Capital y de la Nación. Es un paso más en la política de destrucción y vaciamiento de la educación pública”.

Jujuy

El jefe de la Policía de Jujuy, Aldo Soles, y el subjefe, Natalio Ruiz, presentaron la renuncia a sus cargos tras la irrupción policial del jueves de la semana pasada en Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy y la detención de dos jóvenes, uno de ellos el presidente del centro de estudiantes.

Según se informó, las renuncias aún no habían sido aceptadas por el gobernador Gerardo Morales.

También había presentado su renuncia el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, pero Morales se la rechazó.