Se trata de Radio M, de La Matanza, y FM Fórmula, de Merlo. El Ministerio de Comunicaciones de la Nación secuestró los equipos y detuvo a los responsables de las emisoras por supuestas interferencias con la torre de control del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Desde la Unión de Comunicadores Audiovisuales y Afines (Ucaya) repudian el hecho.

Descargar

Cibreiro llama la atención sobre un cambio de actitud del Gobierno hacia los medios no alineados con sus políticas.

Descargar

Más allá del cumplimiento de las normas, desde Ucaya temen que este hecho sea el principio de una avanzada contra los medios comunitarios y populares.

Descargar