Redacción Canal Abierto | Ayer, en el primer día de su visita a Estados Unidos, el presidente Mauricio Macri realizó una serie de reuniones en Houston con distintos sectores argentinos y norteamericanos de la industria petrolera, con el objetivo de incentivar inversiones energéticas en Argentina y relanzar Vaca Muerta. El mandatario visitó una planta de Dow Chemical y, más tarde, una de Tenaris, del Grupo Techint, que abrirá a fin de año. Directivos de ambas compañías estuvieron además en el almuerzo que el presidente compartió con cerca de 200 ceo´s.

El encuentro de hoy con Trump, vino a bendecir la estrategia de Macri para seducir a los capitales. De hecho, varios de los funcionaros del país del norte provienen del mercado petrolero. El argentino les endulzó los oídos con antecedentes oportunos: la flexibilización laboral que acordó con el sindicalista Guillermo Pereyra permitió reducir los costos de inversión en un 25%.

Dow es uno de los principales inversores en nuestro país y planea colocar 2 mil millones de dólares con YPF en Vaca Muerta. Es la química más grande del mundo y el principal fabricante del planeta de los líquidos utilizados para la técnica de fracking (fractura hidráulica), que lubrican las tuberías por las que el agua inyectada a presión rompe las rocas de las capas geológicas y permite la extracción de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, de los que no se puede sacar petróleo en pozos tradicionales.

En el gigante Vaca Muerta, Neuquén, se estudia la implementación de fracking desde 2013 y es inminente el inicio de las perforaciones.

Entre Ríos

Hace tres días, la Cámara de Diputados provincial convirtió en ley el proyecto que prohíbe la extracción de hidrocarburos por fracking. Aseveró que los químicos contaminan el agua de manera irreparable, que luego es depositada en otros yacimientos vacíos (naturales o creados a tal fin). Habitualmente, sostiene, contamina napas subterráneas de agua dulce.

Entre Ríos se convirtió así en la primera provincia de nuestro país en prohibir esta práctica denunciada por contaminación en todos los países del mundo que la han incorporado. Los antecedentes se habían dado en las ciudades de Concepción del Uruguay y Colón (Entre Ríos), San Carlos (Mendoza) y Cinco Saltos (Río Negro), todas mediante leyes impulsadas por asambleas ambientalistas sancionadas en 2013. Ordenanzas similares se sancionaron en otros 20 municipios del país.

La nueva norma entrerriana impide la “la prospección, exploración y explotación de hidrocarburos líquidos y gaseosos por métodos no convencionales, incluyendo la técnica de fractura hidráulica”.

No obstante, Facundo Scattone, de la Asamblea Ciudadana de Concordia, explica a Canal Abierto que la lucha de los sectores ambientalistas debe continuar: “Nosotros presentamos cuatro puntos en la legislatura, de los cuales se respetaron finalmente dos. Buscamos la prohibición de toda la matriz hidro-carburífera, ya sea de hidrocarburos convencionales como no convencionales. Sólo se logro prohibir los no convencionales. También se pedía la prohibición del transporte hidrocarburífero y radioactivo, pero no fue tenido en cuenta”.

La Cámara de Diputados de la provincia, en forma unánime, aprobó la iniciativa que era una  conjunción de dos proyectos, una de la ex diputada provincial María Emma Bargagna (FAP) y otra del Poder Ejecutivo provincial presentada el año pasado.

La flamante ley ordena, además, que la autoridad de aplicación “ejercerá las acciones preventivas pertinentes y oportunas que garanticen la demanda de protección de las aguas pluviales, superficiales y subterráneas, incluyendo el Acuífero Guaraní”. Otro artículo invita “a las provincias integrantes de la región asentada sobre el Sistema Acuífero Guaraní a legislar en la protección del mismo”.

Scattone asegura que las asambleas continuarán en alerta: “Nosotros no lo íbamos a permitir en Entre Ríos, porque sabíamos que era una cuenca no convencional y que tras la figura de una explotación convencional iban a utilizar frackinkg, que es lo que hacen en Uruguay”.

Además de estar impulsada por la Asamblea Ciudadana de Concordia, la norma fue impulsada por el Foro Regional Contra el Fracking, el Movimiento Argentina sin Fracking y la Asamblea de Integración por Territorios Libres de Fracking.

El mundo

Estados Unidos es pionero y el máximo desarrollador de fracking del planeta. Sin embargo Canadá, China y Argentina son los otros países que están produciendo un volumen suficiente de shale gas (gas) y shale oil (petróleo) para comercializarlo. Argelia, Australia, Colombia, México y Rusia están en etapa de investigación y prueba.

La técnica ha sido prohibida en una gran cantidad de países y ciudades, incluyendo muchos estados de Estados Unidos. En Brasil, en más de 300 ciudades; en Uruguay, en cinco departamentos; Chile, Paraguay, Bolivia, Colombia y México también se protegieron.

Francia, Bulgaria, Sudáfrica, Alemania (detenida “temporalmente” desde 2012), algunas comunidades autónomas de España, Quebec (Canadá), Vermont y Nueva Jersey (Estados Unidos), han prohibido el fracking. En Suiza, Irlanda del Norte, Australia y Sudáfrica existen moratorias, sanciones y aranceles especiales para la utilización de este mecanismo.

El ambientalista Facundo Scattone explicó que la sanción de la ley en Entre Ríos es un muy buen precedente para el resto del país: “Creemos que salimos ganando, pero sabemos que la lucha no termina acá porque va a ser difícil defender ese derecho, que no sólo nos sirve a nosotros sino a otras provincias, porque es la primera legislación que hay en ese sentido. Nos han llamado de Vaca Muerta y Mendoza, que al igual que nosotros, es una provincia que no fue nunca hidrocarburífera y la quieren llevar a la explotación por fracking”.

 

 

Nuestros temas