Redacción Canal Abierto | Florencia Rossomando era docente de la Facultad de Derechos de la Universidad Católica Argentina de La Plata. El viernes decidió renunciar a su cargo en la cátedra de Derecho Tributario tras el comunicado emitido por las autoridades de la UCALP en el que se respaldaba el fallo Muiña de la corte, que otorgaba el beneficio del 2×1 a los detenidos por delitos de lesa humanidad.

Descargar

El comunicado de la UCALP se da en consonancia con las alocuciones del polémico arzobispo platense Héctor Aguer, quien en ocasión del último Tedeum y frente a las autoridades provinciales cuestionó la legislación bonaerense que establece a la última dictadura como “cívico militar” y el número oficial de desaparecidos como 30.000, como así también apoyó el fallo de la corte.