Redacción Canal Abierto | La manifestación, convocada por la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa, se realizó para visibilizar los reclamos por condiciones laborales y salarios, en defensa de los convenios y estatutos, contra la multitarea y la precarización. La jornada incluyó un paro en las empresas periodísticas de la ciudad de Buenos Aires, entre las 13:30 y las 17, y una marcha desde el Obelisco hasta la sede del Ministerio de Trabajo de la calle Callao al 100.

Este portal, presente en la movilización, registró las declaraciones de Tato Dondero, secretario general del SiPreBA, que aseguró que los trabajadores de prensa están “igual que el año pasado, en muy malas condiciones laborales; no se ha revertido ninguna  situación y el principal problema es la pérdida de los puestos de trabajo. Tenemos un relevamiento de 2500 puestos perdidos en todo el país, de los cuales 1400 son en la ciudad de Buenos Aires, por eso también nos movilizamos en contra del techo salarial”.

El delegado de Página/12 cuestionó además la falta de respuestas del Estado a la crisis laboral en el país: “Queremos que las patronales nos vean, que el Ministerio de Trabajo, al que le gusta ningunear a los trabajadores permanentemente, también nos vea, y por eso esta movilización”. El dirigente se refirió finalmente al peligro de la baja del empleo en los medios de comunicación: “Lo grave en la actualidad es la falta de pluralidad de voces, el achicamiento general que hay en la comunicación hace perder las distintas miradas”.

Por su parte, Alejandro Bercovich, representante del Sindicato de Prensa de Buenos Aires en el diario BAE, también se refirió a la importancia del derecho a la comunicación: “cada vez se pone más de manifiesto que los medios son un bien social, algo que hay que sostener como sociedad de otra manera, que no sea la forma tradicional de una empresa privada”. El periodista, que también se desempeña en el canal C5N, cuestionó el arreglo salarial firmado por la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires: “el gremio de prensa viene de tener sueldos atrasados en las últimas dos o tres paritarias, con lo cual es doblemente trucho el acuerdo que cerró la UTPBA, a espaldas de todos los trabajadores, porque no tienen ningún representante en ninguna empresa periodística”.

A fines de mayo, las cámaras empresarias AEDBA (Asociación de Editores de Diarios de la Ciudad de Buenos Aires), AFERA (Asociación Federal de Editores de Diarios de la República Argentina) y AAER (Asociación Argentina de Editores de Revistas), con la dirigencia de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, acordaron un arreglo paritario para los trabajadores de prensa escrita de entre 20% y 22% de aumento en tres partes, para el período mayo 2017/abril 2018.

El SiPreBA, gremio mayoritario en la Ciudad Autónoma, denunció que ese acuerdo no sólo no contempla ni una mínima recuperación del poder adquisitivo perdido el año pasado, estimado en al menos un 15%, sino que ni siquiera alcanza a cubrir las estimaciones inflacionarias de este año.

El abogado de SiPreBA, León Dario Piasek, se refirió a las posibilidades de que el nuevo sindicato participe en un futuro cercano de las discusiones paritarias: “Además del tema legal, que es muy complicado por el modelo sindical que impera en la Argentina, que es un modelo anti constitucional, que va en contra del derecho de los trabajadores a organizarse libremente, lo que hay que demostrar es que la relación de fuerza es a favor de FATPREN y de SiPreBA, la UTPBA no puede estar sentada en la mesa, porque no representa a nadie, es un grupo residual que traicionó a la clase trabajadora en general y a los periodistas en particular”.

Entre los conflictos que reflejan la situación de los trabajadores de medios de comunicación en todo el país se pueden destacar el de la Agencia estatal Telam, donde en el sector Publicidad peligra la fuente laboral de 150 trabajadores; en El Diario de Paraná los empleados cobran en tres cuotas y se está vaciando; el Diario Uno dejó de salir en Santa Fe; en Radio Nacional existen problemas en prácticamente todas las emisoras, con más de 30 despidos y persecución ideológica.

Carlos Saglul, secretario adjunto del sindicato, periodista de Radio Nacional y Canal Abierto, criticó las maniobras empresariales y estatales para precarizar a los trabajadores: “El Ministerio de Trabajo no existe, lo que lleva a que haya despidos encubiertos a través de retiros voluntarios, en los que las empresas se deshacen de los empleados más antiguos y toman compañeros más jóvenes por menos plata. Lo que nos pasa a los periodistas es lo que le pasa a la mayoría de los sectores de la producción en Argentina, en el marco de un ajuste neoliberal”

La Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa está conformada por la FATPREN, que incluye más de 30 agrupaciones sindicales del interior, la FETRACCOM (Santa Fe y Rosario), SiPreBA y el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación-CISPREN, de Córdoba. Participaron representantes de gremios periodísticos de Corrientes, Formosa y Mendoza.