Por Federico Chechele | Si bien en la mayoría de las provincias no habrá competencia interna entre las principales fuerzas, los 12.280.736 de bonaerenses, casi el 40% del electorado nacional, se llevó todas las miradas del cierre de listas de cara a las PASO del 13 de agosto.

En las elecciones del próximo 22 de octubre se renovarán 127 bancas en la Cámara de Diputados (la mitad de ese cuerpo) y 24 en el Senado (un tercio del total). En la Provincia y en la Ciudad se vota también por los candidatos a legisladores (se renueva la mitad de cada Cámara, 46 diputados y 23 senadores) y concejales (12), respectivamente.

Al final, Cristina Kirchner será candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires en su nuevo armado llamado Unidad Ciudadana. La acompañará – uno de los primeros batacazos del día de ayer – el ex canciller Jorge Taiana. La ex presidenta borró a parte de su vieja guardia, despojó de pejotismo su lista (aunque lo mantiene en todas las seccionales de la provincia) y propone un armado más abierto.

La jugada trajo sorpresas: tuvo que entregar el sello del PJ, pasó a retiro al Frente Para la Victoria y no logró diagramar una estrategia electoral más allá de la provincia de Buenos Aires, Santa Cruz y Capital. En este distrito, irá a una interna con otros sectores peronistas y progresistas.

Mientras tanto, Florencio Randazzo terminó de romper con el kirchnerismo presentando un armado débil, dejando a un lado a Julián Domínguez y posicionando a Eduardo “Bali” Bucca, intendente de Bolívar como primer candidato a diputado nacional para retener a los intendentes que hasta ahora le siguen siendo fiel. Primero deberá competir con al menos dos candidatos: si bien el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, había anunciado que enfrentaría al ex ministro, finalmente se bajó y anotó en su lugar a su ladero Gastón Yañez; y la tercera lista en cuestión será la del ex camporista José Ottavis.

Por su parte, Sergio Massa confirmó lo que tanto anunciaba: “Si Cristina juega yo soy candidato”, desafiando a su ex jefa como lo hizo en el 2013 cuando derrotó al kirchnerismo en instancias similares. A su lado aparece Margarita Stolbizer, y el ex gobernador Felipe Solá encabezará la lista bonaerense de diputados nacionales. Sin embargo, Libres del Sur se terminó yendo del armado bonaerense (irán todos juntos en Capital Federal) ya que le ofrecieron a Jorge “Huevo” Ceballos el undécimo lugar de la lista de diputados.

Con el Peronismo dividido, el Gobierno llega a agosto con el escenario que más le conviene a pesar que la economía asfixia y que continúa ola de despidos en todos los sectores de la sociedad. Para ello, sacrificaron a un ministro: Cambiemos entiende que la labor de Esteban Bullrich al frente de la cartera de Educación debió ser premiada y lo manda a competir con la ex presidenta de la mano de María Eugenia Vidal. Del otro lado de la boleta aparece Graciela Ocaña, denunciadora serial de escaso vuelo.

La ganadora de la semana fue Elisa Carrió que logró colocar más candidatos que el radicalismo tanto en la provincia como en Capital Federal. Detrás de Ocaña ubicó a tres candidatos entre los primeros 8 y en Capital encabezará la boleta y puso dos más entre los 5 primeros. Aunque su verdadero triunfo fue asegurarse a Fernando Sánchez en la Jefatura de Gabinete como nexo entre el Congreso y el Ejecutivo nacional.

Carrió encabeza por Vamos Juntos, ya que Cambiemos en Capital Federal no compite porque el PRO le cerró las puertas al radicalismo porteño. Parte de la UCR se alió a Martín Louteau, el cuco del macrismo en la última elección, en Evolución Ciudadana, armado que tiene como operador al histórico dirigente radical Enrique “Coti” Nosiglia.

En tanto el PTS logró imponerse una vez más sobre el PO a la hora de armar las listas del FIT. Tendrá a Nicolás del Caño como cabeza de la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires y Néstor Pitrola como candidato a senador nacional también por la provincia. En la Capital la nómina de postulantes a diputados la encabeza Marcelo Ramal y para legisladores porteños, la cara principal será Myriam Bregman.

Otras fuerzas de centro a izquierda serán el Frente Socialista y Popular (ver nota) y la alianza del MST y el MAS, denominada Izquierda al Frente.

Párrafo aparte se lleva el binomio que componen Fernando “Pino” Solanas y Pablo Micheli, que le alquilaron el partido a Joaquín de la Torre, el ala derecha del gabinete de Vidal, para competir en la provincia de Buenos Aires e intentar sobrevivir sin armados ni bases que lo contengan.

Nuestros temas