Redacción Canal Abierto | Julieta Haidar tiene un posdoctorado en ciencias sociales y aprobadas todas las rigurosas instancias evaluatorias para ingresar a la planta permanente del CONICET, el organismo que financia la investigación científica en la Argentina. El recorte presupuestario para 2017 de 2500 millones de pesos nominales disipó en diciembre del año pasado el sueño que compartía junto a otros 500. El hecho los puso en pie: hubo movilizaciones y una permanencia pacífica en la sede del ministerio de Ciencia y Técnica a lo largo de cinco días, que arrebataron al ministro Barañao el compromiso de relocalizarlos. Sin embargo, hasta ahora no hubo novedades.

Este miércoles se movilizarán nuevamente al Polo Científico donde reside la sede nacional del CONICET para recordarle a Barañao su promesa. Al momento, el organismo intenta trasladar a los 500 investigadores a universidades desfinanciadas en algún arbitrario punto del país, lo que potenciará aún más su realidad laboral. Estos trabajadores cobran menos salario, no dirigen sus tesis, no reciben subsidio y de enfermarse deben pedir permiso a su tutor para ausentarse.

Flavio Sives, delegado de ATE en el CONICET de La Plata, caracteriza el rol del ministro Barañao como máximo funcionario del área desde el gobierno de Cristina Kirchner. Si bien durante su gestión hasta diciembre de 2015 incrementó el personal del organismo en un plan de progreso cuantitativo hasta 2020, nunca dejó de representar al ala que pugna por poner a la ciencia al servicio del desarrollo del agro negocio.

Este debate fue saldado con la asunción de Mauricio Macri a favor del gran capital y las trasnacionales. “Ahora se ratifica la orientación de las líneas de investigación y desarrollo tecnológico a los problemas de las empresas capaces de sobrevivir al neoliberalismo. Muy ajenos a las mayorías”, dice Sives.

Haidar añade que la madre de los problemas es la falta de democratización en el CONICET: “Es la comunidad científica con la sociedad quienes deban resolver qué investigación queremos; hacia dónde queremos que el Estado oriente sus recursos”.

La entrevista completa

Nuestros temas