Redacción Canal Abierto | Los periodistas Eduardo Anguita y Daniel Cecchini se propusieron narrar crónicas de vida sobre un puñado de presos en la Argentina. El libro, editado por Aguilar, retrata su dura cotidianeidad entre los muros de un deficiente sistema penitenciario que, más que resocializar, los aísla. Por supuesto, esta afirmación tiene sus matices.

En la Argentina, el 60% de los presos no tiene condena: una cifra que duplica el porcentaje de Brasil y triplica el de España. En las cárceles del sistema penitenciario  bonaerense, se está peor. En sus establecimientos existe un 60% de superpoblación y mueren 43 de cada 10 mil personas que, en el 65% de los casos, deviene de enfermedades curables.

Nueve de cada diez proceden de barrios humildes. Muchos conocieron el agua caliente y las frazadas en la cárcel, y otros tantos entendieron que para lograr el respeto necesario y sobrevivir dignamente deben plantarse frente al jefe de la ranchada y rebelarse frente a los agentes de gris.

“Cárceles” son historias de una época muy distinta a la del ’70, cuando Eduardo Anguita fue preso político. Dentro y fuera de la cárcel. Es “otro subsuelo de la patria”: un espejo en que la sociedad debiera mirar para comprenderse.

La entrevista completa

Nuestros temas