Redacción Canal Abierto | Trabajadores petroleros tomaron “de manera pacífica” el yacimiento “El tordillo”, a 27 kilómetros de Comodoro Rivadavia, concesionado a la empresa Tecpetrol del grupo Techint, para evitar el despido de 267 operarios tercerizados que recibieron los telegramas de cesantía.

Según explicó a Télam el secretario general del Sindicato de Trabajadores del petróleo y gas privados del Chubut, Jorge Ávila, “la toma del yacimiento en Comodoro Rivadavia se mantendrá hasta el próximo jueves”, día en que vence la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo de la Nación, sobre el despido de 206 trabajadores de San Antonio, otra operadora petrolera. Y advirtió que si no retrotraen los despidos, seguirá la medida.

“Esto rompe con la paz social, por lo que vamos a permanecer aquí para incluso cuidar las instalaciones, porque nos pasó en otros momentos que nos terminan culpando de roturas que no hicimos para justificar despidos”, dijo Ávila.

El de Chubut fue el único sindicato de trabajadores del petróleo y gas privados que no alcanzó un acuerdo a la baja con el Gobierno Nacional y las cámaras patronales. Los de Neuquén, Río Negro y La Pampa si aceptaron modificaciones al convenio colectivo, que significó una reducción de la jornada laboral, retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas.

Tecpetrol había anticipado que el 31 de julio debía reducir su personal en al menos 200 trabajadores para que el yacimiento “El tordillo” sea rentable, lo que había dado lugar a una negociación que finalmente no prosperó.

En el sindicato que conduce Ávila se oponen al plan de ajuste, teniendo en cuenta que el Gobierno de Mario Das Neves otorgó la concesión del yacimiento hasta 2047. Los trabajadores entienden que la empresa tiene que invertir, no desinvertir para aumentar su margen de ganancia.