Redacción Canal Abierto | El mismo Estado que emplea trabajadores bajo ilegales y precarios contratos los reprime. Volvió a ocurrir este jueves en la localidad de Libertador General San Martín, Jujuy, donde aún permanecen detenidos René y Brenda Saavedra con su hija, Micaela Cruz, Mónica López, Santos Pérez, Alfredo y René Herrera, Deolinda Tintilay, Mónica Martínez y Alfredo Díaz.

Estas personas son trabajadores del municipio Vinalito, organizados en el sindicato SEOM, que desde hace un mes reclaman mejores condiciones laborales para 50 personas. Según el delegado Santiago Seiliant, este jueves decidieron protestar sobre la ruta 34 ante la ausencia de respuestas.

Al llegar, se encontraron con un operativo de alrededor 500 efectivos de caballería e infantería de la policía al mando del gobernador Gerardo Morales. Entonces, los trabajadores marcharon ocupando media calzada en dirección a Libertador General San Martín.

“La manifestación era pacífica: caminábamos media calzada por el puente San Lorenzo, luego nos obligaron a ir detrás del guardarrail y ahí empezaron a corrernos y a detener compañeros”, dice Santiago Seiliant, en declaraciones a Canal Abierto.