Redacción Canal Abierto | Ocurrió lo previsible: A las 22.30 el presidente Macri junto a María Eugenia Vidal, Rodríguez Larreta y Marcos Peña (el buró Pro) más Elisa Carrió,  Gabriela Michetti y Rogelio Frigerio nacionalizaron las victorias provinciales de Cambiemos, que alcanzaron cerca del 36% de la representación de los diputados en juego.

Si bien ninguna otra fuerza obtuvo más votos, una segunda lectura posible es que un 64% de los argentinos eligió alternativas que, con matices, son opositoras a la política económica. Ninguna despega cómoda sobre el resto, lo que pone a un pelotón de presidenciables en carrera hacia 2019.

El gobierno nacional perdió en al menos trece provincias y más de un 15% del electorado optó asimismo por versiones alejadas al partido justicialista en sus variopintas versiones. Entre ellas las izquierdas que, en sus diversas variantes, obtuvo un millón y medio de votos.

Hubo un alto nivel de participación cercano al 75% del padrón y un castigo a los oficialismos locales en nueve provincias. Estos datos sugerirían un posicionamiento respecto a la política económica. Sucedió en toda la Patagonia, desde Tierra del Fuego a La Pampa: la segunda región del país donde se concentra el conflicto social.

La ganancia cuantitativa de Cambiemos está asentado en localidades populosas, como Capital Federal, provincia de Buenos Aires (con datos provisorios), Mendoza, Córdoba y Entre Ríos. El partido de gobierno ganó en todas las provincias de la Pampa Húmeda, donde la eliminación de las retenciones incrementó la rentabilidad del agro. La excepción es Santa Fe, aunque allí la derrota se cuenta en centésimas.

El PJ no kirchnerista que disputa con Cristina Kirchner obtuvo una buena performance en el norte del país. Sus referentes con proyección nacional, como Juan Manuel Urtubey, ratificaron su liderazgo. No así Sergio Massa, que perdió la elección de diputados y concejales en su propio pago chico: Tigre.

¿Habrá polarización en octubre con una oposición atomizada? ¿Se mantendrá el caudal de voto ajeno a Cambiemos y las variantes justicialistas? PASO a PASO. Nada de lo que haya sucedido ayer es definitivo. El perfil de la próxima etapa de las campañas terminará de definir la inclinación de los votantes.