Redacción Canal Abierto | Pese a los rumores de fractura y a algunas reyertas en la CGT, la concentración convocada por esa Central, las CTA y movimientos sociales fue multitudinaria, tuvo un solo orador y un palco variopinto.

Tras la figura de Juan Carlos Schmid, titular de Dragado y Balizamiento, quien se hizo cargo del discurso, pudieron verse algunas caras que despiertan rispideces hacia adentro de sus propios sindicatos.

Es el caso de Andrés Rodríguez, titular de UPCN, uno de los gremios que nuclea a los estatales y que cerró unas paritarias a la baja -del 20% en tres tramos- y un adicional por productividad que despertó reclamos y críticas desde sus trabajadores, quienes lo consideraron un nuevo mecanismo de explotación laboral. ATE, el otro gremio representativo del sector, rechazó el acuerdo y firmó en disidencia.

UPCN también fue denunciado al comienzo del mandato de Cambiemos como el responsable del armado de listas de quienes serían despedidos en distintas dependencias del Estado.

Además, Rodríguez es fuertemente cuestionado por su fortuna personal, que incluye varios caballos de carrera, y por sus gustos burgueses como la práctica de equitación en el Club Hípico Argentino y la confraternización con la cúpula de la Sociedad Rural.

Por su parte, Víctor Santa María, secretario general de Suterh, mantiene un conflicto en el Grupo Octubre, el multimedios que sostiene el sindicato de trabajadores de edificios. Página/12, diario que pertenece el Grupo, sostiene un reclamo desde hace meses por sueldos atrasados y recomposición salarial. Nucleados en Sipreba, los trabajadores del matutino piden un aumento que reconozca el deterioro ocasionado por la inflación, pero por ahora no han logrado que la patronal, representada por Santa María, pague ni la primera de las tres cuotas del magro aumento del 20% anual cerrado por la UTPBA, el gremio de prensa mayoritario.

El otro sindicalista con conflictos internos es el triunviro Rodolfo Daer, del Sindicato de la Industria de la Alimentación. Desde hace un mes, los trabajadores despedidos de PepsiCo mantienen una carpa frente al Congreso luego de haber quedado desamparados por el sindicato dirigido por Daer que rechazó el pedido de convocar a un paro nacional y mediar en el conflicto.

Al término del acto, Camilo Mones, vocero de los trabajadores de PepsiCo, sostuvo frente a las cámaras de televisión –en relación a la manifestación- que “a las 2 de la tarde, sin paro, no es para que se movilicen los trabajadores”.

Foto de portada: Maxi Failla