Redacción Canal Abierto| El escrutinio provisorio de las PASO dejó un sabor a final abierto en el principal distrito del país: la provincia de Buennos Aires. Las expectativas estaban puestas allí, no sólo por el caudal electoral ni por las bancas en juego sino por la presencia de la ex presidente Cristina Fernández en la competencia.

La lenta carga de datos, cuyo margen de error puede afectar el resultado final, sacó a pasear el fantasma del fraude entre quienes cren que esa carga fue diseñada así a proósito (y hasta quienes insinúan el robo de votos): Desde el gobierno se aprovechó para impulsar una vez más el polémico voto electrónico.

En Sobre La hora pedimos la opinión de Beatriz Busaniche de la Fundación Vía Libre, el investigador de CONICET Martín Becerra y Juan Ignacio Pilegi, abogado y ex trabajador de la JUnta Electoral.

Descargar