Por Corina Duarte | La ocupación del edificio de la Fiscalía platense se realizó el día después de que la fiscal interviniente, Betina Lacki, rechazara el pedido de cambio de carátula de “Averiguación de paradero” a “Desaparición de persona”. Johana Ramallo lleva 41 días desaparecida.

La mamá, Marta, una mujer humilde y trabajadora, sufrió una descompensación esta mañana y se encuentra hospitalizada. Johana tiene una hija pequeña.

Marta contó que su hija “quedó en volver a casa y nunca volvió. Una de las compañeras que estaba con ella en ese momento declaró que la saludó diciéndole que estaba volviendo para su casa, pero nunca llegó a mi domicilio. No era de faltar a casa y no tenía motivos tampoco para irse”, dijo semanas atrás.

La familia buscó ayuda en el barrio y en las cooperativistas con las que Johana trabaja. Más tarde se acercaron organizaciones feministas que están colaborando en la difusión y visibilización de la desaparición. Esta mañana, recorrieron las oficinas denunciando que “no están perdidas, están desaparecidas para ser prostituidas”.

Rubén, amigo de la joven desaparecida

Denuncian también que los allanamientos y rastrillajes realizados han sido todos negativos. “Están plantando pruebas falsas”, dice Rubén, amigo de Johana, “para desviar la búsqueda. La mayoría de los procedimientos se llevaron adelante sin establecer conexión entre uno y otro”.

La primera de las movilizaciones que realizaron se llamó “La marcha lenta por la Justicia”. Fue un viernes de lluvia intenso, “igual marchamos un montón de personas, desde Fiscalía hasta gobernación. Son montones de acciones que en 41 días hemos realizado para que se efectivice la búsqueda”.

“Nosotros estamos seguros de que Johana no se fue por su propia voluntad. Creemos que la tienen retenida y que es víctima de una red de trata, porque hemos podido reconstruir, y hemos aportado los datos a la causa, de que el último tiempo estaba en contacto con personas que tienen un entramado bastante complejo aquí en La Plata, vinculados a la trata de personas y a la venta de estupefacientes” agrega Rubén.

Johana Ramallo fue vista por última vez por la zona de 1 y 63, cerca de la cancha de Gimnasia, alrededor de las ocho de la noche, el día 26 de julio. Sus familiares y amigos, además de las diferentes formas de visibilización que están llevando a cabo, crearon una página de facebook para que puedan aportarse datos: Buscamos a Johana Ramallo.

Nuestros temas