Redacción Canal Abierto | Como señal para encausar el diálogo con el gobierno de María Eugenia Vidal, los trabajadores judiciales organizados en la AJB decidieron desactivar por quince días medidas de fuerza, en tanto la Corte Suprema y la Procuración General devuelvan en las próximas horas los descuentos aplicados por el ejercicio de huelga.

La medida adoptada el viernes último por el máximo tribunal bonaerense –que complace las expectativas del Ejecutivo- intenta sancionar cinco paros realizados en agosto. Para un trabajador ingresante, la quita representa alrededor de $13.800, equivalente a una reducción del 17% del salario.

“Si durante los próximos días no se revierte la decisión de la Corte, volveremos a las medidas de fuerza”, aseguró a Canal Abierto el titular del sindicato, Pablo Abramovich. La resolución fue adoptada orgánicamente por la AJB a principio de esta semana.

El gremio estatal es el único que todavía no cerró paritaria. Lleva seis meses de conflicto, en demanda de un aumento salarial que inicialmente oscilaba en el 36%. La semana pasada, las huestes de Vidal decretaron un incremento del 6% que se suma a otro del 10%, liquidado semanas anteriores. Ambos a cuenta de futuras mejoras.

Los trabajadores denunciaron que en las reuniones paritarias los funcionarios del Ejecutivo han propuesto ofertas por debajo de las anteriores. El 28 de agosto, por ejemplo, plantearon aumentos sobre ítems complementarios a partir de diciembre de este año y no de 2016, como se había acordado.

en octubre

Nuestros temas