Redacción Canal Abierto | Luego de una tensa reunión el 1 de septiembre, ayer Gobierno y  “cayetanos” – como se conoce al triunvirato (CTEP, CCC y Barrios de Pie) que protagonizó las marchas de los dos últimos años por el Día de San Cayetano – lograron restablecer el diálogo y alcanzar puntos de acuerdo.

La clave estuvo en el compromiso por parte de los funcionarios de implementar plenamente la Ley de Emergencia Social, en particular la asignación de los 30 mil millones de pesos para la economía popular.

Sin embargo, no fue ese el único punto que los movimientos sociales anotaron a su favor en el tire y afloje que sostienen desde hace meses. También lograron sacarle al Gobierno un bono de fin de año para beneficiarios de programas sociales. Este equivale el 50 por ciento del salario social complementario, es decir unos 2200 pesos. Además, se llegó a un acuerdo para conformar una mesa técnica que disctua el proyecto de Ley de Emergencia Alimentaria, uno de los ejes que vienen reclamando la CTEP, CCC y Barrios de Pie.

“Ayer la reunión fue distinta, con una actitud menos provocadora por parte del Gobierno”, contó Juan Carlos Alderete a Canal Abierto, y agregó: “El Gobierno pareciera haber tomado conciencia de que la coyuntura electoral no puede dilatar necesidades tan urgentes como las que plantea la Ley de Emergencia Social”.

De la reunión participaron los referentes de la de los movimientos sociales y representantes del Gabinete Social, que integran el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y los ministros de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Trabajo, Jorge Triaca -ayer estuvo ausente-.

en octubre

Nuestros temas