Redacción Canal Abierto |  Los jueces Alicia María Noli, Domingo José Batule y Gabriel Eduardo Casas consideraron que “ha recuperado plena vigencia el derecho de seguir el juicio en libertad, teniendo en cuenta los tiempos de detención que llevan los imputados”. En niguno de los casos, los acusados cumplieron mas de 3 años, 9 meses y 11 días de prisión.

La medida beneficia a Rubén “La Chancha” Ale, María Jesús Rivero, Fabián Antonio González, Ángel “Mono” Ale, Hernán Horacio Lazarte, Ernesto Santos Catulo, Marcelo Manca, Carlos Rolando Ocampos, Enrique Lorenzo Chanampa, Sergio Francisco Parrado, Víctor Alberto Suárez y Oscar Roberto Dilascio.

La Unidad de Información Financiera (UIF) es querellante en el juicio que se lleva adelante y había aportado un extenso informe que detalla la enorme fortuna del clan Alé: casi 40 millones de pesos en maniobras financieras, con una larga lista de propiedades inmuebles, más de 100 vehículos entre autos y camiones y 72 armas de fuego.

Un informe de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) detalla que el llamado “clan Ale”, algunos de cuyos miembros fueron juzgados por la desaparición de Marita Verón, logró ganancias por 80 millones de pesos en una estructura compleja de lavado de dinero que iba desde prostíbulos, pasando por remiserías y compra de inmuebles.

Caso Marita Verón

En el año 2012 la justicia absolvió a los 13 imputados integrantes del clan en el marco de la causa por la desaparición de Marita Verón, de quien se desconoce el paradero desde el 3 de abril de 2002. Por entonces, la madre de la víctima, Susana Trimarco acusó a los jueces responsables del fallo de haber recibido 6 millones de dólares en concepto de coimas y denunció la connivencia del poder político de Tucumán.

Si bien los múltiples allanamientos no dieron con el paradero de la joven, los operativos realizados en su búsqueda permitieron liberar a más de 2 decenas de chicas que eran prostituidas por la fuerza.

Nuestros temas