Redacción Canal Abierto | A poco mas de siete décadas del lanzamiento de las bombas nucleares que devastaron Hiroshima y Nagasaki, y en medio de la creciente tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte –que hasta ahora no pasó de las amenazas-, hoy el Comité Noruego del Nobel decidió poner en agenda esta problemática de escala global.

Según expresó la academia, ICAN recibió el premio “por su trabajo para llamar la atención sobre las catastróficas consecuencias humanitarias de cualquier uso de armas nucleares”. Desde el año 2007 la coalición de ONGs viene realizando campañas en esta materia, siendo su máximo logró el tratado histórico de prohibición de las armas nucleares adoptado por 122 países en julio.

Sin embargo, aquel compromiso de buena parte de las naciones del mundo sólo tiene un carácter simbólico: quedaron al margen del mismo los países que en la actualidad cuentan con armamento nuclear y que se niegan a desmantelarlo.

El 19 de septiembre pasado el Presidente norteamericano, Donaldo Trump hacía su presentación Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Allí, fiel a su estilo, se despachó con amenazas a distintos gobiernos y naciones que considera enemigas de “la libertad”. Corea del Norte, Venezuela y Cuba fueron los blancos centrales.

En tono desafiante, con nombre y apellido, el platinado Jefe de Estado se despachó: “El hombre cohete está en misión suicida consigo mismo y su régimen”. En clara referencia al líder norcoreano Kim Jong-un, lanzó: “No se puede aceptar que esta banda criminal se arme con misiles nucleares. Tenemos una gran paciencia pero si nos vemos obligados a defendernos o a defender a nuestros aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte. Ya es hora de que se dé cuenta de que la desnuclearización es su único futuro posible”.

Al igual que sus antecesores en el puesto, Barack Obama (también galardonado con el Nobel de la Paz) entre otros, Trump omitió el hecho de que Estados Unidos forma parte del selecto grupo de “estados nuclearmente armados”, un estatus reconocido internacionalmente otorgado por el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT por Non-Proliferation Treaty, en inglés). En la actualidad son 10 los países que han detonado satisfactoriamente armas nucleares: el propio Estados Unidos, Rusia (la antigua URSS), el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la República Francesa y la República Popular de China.

Desde que se firmó el tratado, otros tres países no firmantes del mismo han realizado pruebas: India, Pakistán y Corea del Norte. Además, existen suficientes indicios de que Israel posea un arsenal de armas nucleares, aunque nunca haya sido confirmado ni desmentido por el propio país, y menos aún denunciado por ningún de las potencias anteriormente mencionadas.

Artículos recientes