Redacción Canal Abierto | Es de los políticos mas cuestionados de las últimas décadas, uno de los principales ideólogos de las políticas privatizadoras de los 90´, el rostro visible del neoliberalismo mas crudo, impulsor del corralito.

Más de noventa causas contra Domingo Felipe Cavallo –en 2002 quedó detenido 60 días por tráfico de armas y contrabando agravado, fue investigado por la estatización de la deuda privada en 1982, sospechado por el Megacanje de 2001 y tantos otros hechos graves de corrupción –  constan en los registros de los Tribunales Federales de Comodoro Py.

Mas allá del prontuario y al oscuro pasado que retrotrae su figura pública, el hoy docente de la Universidad de Harvard continúa siendo una voz de referencia en lo que respecta  a política económica en nuestro país. O al menos lo es para un sector.

“No me consultan, pero escribo un informe todos los meses, se los envío y sé que lo leen. Todos los que están en el Gobierno trabajaron en algún momento conmigo, salvo los que son muy jóvenes, entonces eran niños. Macri también tuvo mucha relación conmigo, él como empresario y yo como ministro”, respondió Cavallo al periodista Carlos Cué. Una semana antes de que el diario El País publicara la entrevista, causó fuerte revuelo la imagen del ex ministro de Economía conversando con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Hace días Cavallo se reunió con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger

Respecto a si considera o no que la gestión es heredera suya, aseguró: “lo que creo es que están bien orientados”.

Además de negar todo tipo de responsabilidad en la crisis de 2001, Cavallo aprovechó para victimizarse al asegurar que hubo una “campaña alevosa que me hicieron en 2002 para echarme la culpa de todas las barbaridades que estaban haciendo”. En este sentido, aseguró: “a la población la engañaron”.

El economista noeliberal incluso avaló la idea de que luego de las elecciones, el Gobierno aplicará una política de ajuste todavía mas dura que la empleada hasta el momento: “Las cosas que hay que hacer hay que hacerlas, porque si no agrava más los problemas hacia el futuro”.

“Hay una gran coincidencia en el sentido de que el Gobierno de Macri quiere volver a tener una moneda estable y una economía con baja inflación, como tuvimos en los 90”, aseguró.

 

Fuente: diario El País

promoción

Nuestros temas