Descargar

Redacción Canal Abierto | “Hemos vivido una jornada muy terrible y dolorosa”, comienza su relato Mabel Sánchez, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Esquel, quien -junto a su compañero Julio Saquero; a Verónica Heredia, abogada de la familia Maldonado; a Sergio, hermano de Santiago; a su mujer Andrea; y a la gente de la comunidad mapuche del Pu Lof de Resistencia Mapuche Cushamen- presenció el hallazgo de un cuerpo, hasta el momento no identificado, flotando en las heladas aguas del Río Chubut.

“Es implantado totalmente. Esto es una escenografía absoluta”, resume la mujer que se encontraba del otro lado del río de donde el cuerpo fue hallado, colaborando en el rastrillaje junto a bomberos y perros entrenados.

Sánchez también confirma que “el cuerpo estaba flotando”, que no estaba “enmarañado” que estaba “muy a la vista”. Además, detalla que el hallazgo, hecho por un buzo, ocurrió “a la altura de la casa de vigilancia de la comunidad en línea recta. Es un lugar que siempre se visita, que siempre se recorre” y que no tiene mucha corriente.

Desde la 13.30 hasta las 21, los presentes estuvieron “vigilando la escena para que no se alterara nada, hasta que llegó Alejandro”, sostiene el audio. “Alejandro” es Insaurregui, forense que conforma el equipo privado de la familia Maldonado, que voló a la zona ni bien fue notificado y llegó con las últimas horas de luz. Según Sánchez, él puedo corroborar la escena y dirigir el retiro del cuerpo del río.

en octubre

Nuestros temas