Redacción Canal Abierto | Los hinchas argentinos todavía resisten el arancelamiento de la televisación del fútbol. Al menos es pareciera demostrar la baja cantidad de suscripciones ante la primera fecha del “Pack Fútbol”.

Este domingo los bares de La Boca se vieron repletos

Seguramente este fin de semana debe haber tomado por sorpresa a varios desprevenidos. Muchos deben haber desempolvado radios, y otros colmaron bares que ofrecían las trasmisiones a cambio de una consumición.

De todos modos, el ingenio popular para sortear obstáculos vinculados al gran negocio del sector privado en la cultura no es una novedad, y en nuestro país ha dado muestras de creatividad memorables. En lo que refiere puntualmente a las transmisiones del campeonato local, es fácil recordar los pequeños conectores que, enchufándolos a uno de los extremos del cable coaxial permitían desbloquear el futbol codificado y acceder a los partidos de manera totalmente libre. Podían comprarse por unos pocos pesos en cualquier puesto ambulante de terminales ferroviarias, por ejemplo.

En la actualidad, la tecnología para encerrar las emisiones cambió, pero también las alternativas para evitar el peaje abarcan un abanico más amplio. Numerosos sitios web ofrecen transmisiones en vivo, en alta calidad y (casi) sin cortes.

Hernán Aisenberg, referente de la Coordinadora, explióa a Canal Abierto: “el fútbol nos pertenece, como hinchas, no somos clientes y no somos espectadores”, y por eso asegura que el negocio se sustenta en la comodidad de ver el fútbol “en tu casa, que en realidad lo transforma en un espectáculo que se puede mirar y nada más, y te coloca en el lugar de un actor pasivo. Nosotros tratamos de combatir eso, no sólo impulsar el boicot contra FOX y Turner, sino entender al futbol como nosotros lo sentimos, que es siendo un actor participante”.

En base a esa filosofía, algunas de las propuestas incluyen acuerdos con organizaciones políticas, sociales y culturales, para que puedan contratar el servicio y un solo abono en un espacio popular. Además promueven campañas de concientización para que los interesados puedan ver los partidos en grupos grandes, en bares o sitios públicos, evitando consumir al “pack fútbol” del cable.

Los que pagaron

Si bien el abono al “Pack Fútbol” es de $ 300, cada usuario deberá desembolsar entre 1200 y 1400 pesos mensuales final, dependiendo de la operadora y de la zona.

Según un informe del diario La Nación, hasta el viernes pasado había 310 mil suscriptores a Cablevisión, 250 mil a DirecTV, unos 40 mil a Telecentro y otros 50 mil a Supercanal.

 

FOTOS: Luciano Dico

promoción

Nuestros temas