Redacción Canal Abierto | Los trabajadores aceiteros y desmotadores de algodón están virtualmente sin representación gremial y en riesgo de perder los servicios básicos de la obra social, porque el Ministerio de Trabajo de la Nación no completa el trámite administrativo para entregar la certificación de autoridades correspondiente a la elección que se realizó semanas atrás en el sindicato ni firma la homologación del acuerdo paritario.

En conversación con Canal Abierto, el secretario general de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso y Desmontadores de Algodón, Daniel Yofra, dice: “Están sospechosamente muy en silencio, no nos dan ningún tipo de respuestas, si seguimos con este problema van a cortar los servicios de la obra social. Nadie da la cara en el Ministerio de Trabajo”.

El 27 de octubre pasado los aceiteros levantaron un paro por tiempo indeterminado, que había sido convocado ante el llamado a conciliación obligatoria hasta el martes de la semana que viene, aunque podría extenderse cinco días más. En un comunicado, la comisión directiva llamó a los trabajadores a mantenerse “unidos, con paciencia y confianza en nuestras propias fuerzas, hasta que llegue el momento en que debamos retomar la medida. Nos encontrará preparados para la defensa de nuestros derechos”.

Los trabajadores de hecho se mantienen en alerta, atentos a las maniobras anti-sindicales del ministro Triaca que en otros casos han llegado al extremo de la intervención de distintos sindicatos y la interrupción de los servicios de Salud.

Yofra detalla a este portal: “No estamos en condiciones de negociar absolutamente nada porque no estaríamos representando ni siquiera a los trabajadores. Lo más urgente es la falta de firma por el pago a los prestadores, en la federación y en la obra social, porque en cuanto dejas de pagar te cortan el servicio esencial de la salud, ese es el problema más grande”, lamenta el dirigente aceitero.

Respecto a los motivos que tiene el Gobierno para dilatar la homologación paritaria y la elección, Yofra asegura que “no hubo ninguna impugnación ni cuestionamiento del ministerio durante y después de las elecciones”.

Por último, el dirigente advierte: “No creo que lleguemos a las paritarias con esto sin resolver, al menos no sin conflicto, ni siquiera hay un hecho político que justifique que no nos den la certificación de autoridades, pero si después de la prórroga no se resuelve, o si nos llegan a cortar las prestaciones, no va a haber conciliación obligatoria que valga”.

Nuestros temas