Redacción Canal Abierto | En las últimas semanas el Sindicato de Pasteleros cerró un aumento del 25% con heladerías de todo el país. Sin embargo, Freddo se niega a reconocer dicho acuerdo y ofrece un 10% que alcanzaría a tan sólo el 70% del personal, a cobrar a partir de abril de 2018. “Acá ya se está aplicando la reforma laboral”, aseguraron los trabajadores.

Según indicaron en el gremio, hoy un empleado de Freddo con 10 años de antigüedad cobra alrededor de 13 mil pesos de básico. “Sólo en este mes pagué 1.500 pesos de luz, para qué me sirven mil pesos en abril de 2018”, señaló la delegada Viviana Godoy en declaraciones al programa radial La Mañana con Víctor Hugo de AM750.

Esta propuesta de incremento a la baja, sumada al intento patronal de modificar puntos clave del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) y los despidos las últimas semanas, llevó a que los trabajadores resuelvan en asamblea la toma de la planta de helados.

 “Encima la empresa descontó el presentismo a quienes participamos de las asambleas, un total avasallamiento del derecho que tiene cualquier trabajador”, aseguró Godoy, y agregó: “Nosotros laburamos 10 horas un día de verano, con 35 grados, y el que está en el mostrador, cobra, atiende, limpia, pero nadie tiene en cuenta la polivalencia que sufrimos”.

El conflicto laboral ya viene desde inicios de este año, pero recrudeció luego de que en junio la empresa despidiera sin causa a 25 trabajadores. “Tenían hasta 20 años de antigüedad y se quedaron en la calle, encima no sumaron a nuevos para reemplazar a los despedidos, sino que cumplimos las tareas con menos personal”.

Nuestros temas