Redacción Canal Abierto | Esta mañana, en la sede de la Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense, se reunieron los 55 peritos que analizaron los resultados complementarios de la autopsia sobre el cuerpo de Santiago Maldonado.

A la salida, el juez Gustavo Lleral dijo que los estudios realizados concluyeron en que Maldonado murió por “ahogamiento, es decir por sumersión, en las aguas del Río Chubut, coadyuvado este ahogamiento por hipotermia”.

El magistrado que tiene a cargo la causa aseguró que “se estableció en base a métodos científicos internacionales que el cuerpo permaneció bajo el agua por un período establecido en más de 53 días, en más de 60 y en más de 73 días”. Otro de los elementos centrales que arrojó Lleral fue que “el cuerpo permaneció siempre abajo del agua y no en otro medio”.

Por último, el juez aseguró que “la causa va a seguir tramitando y hay que realizar una reconstrucción histórica. En esto hay que tener paciencia porque la prueba se sigue recolectando”.

Según informan distintos medios de comunicación, entre los peritos no se produjeron objeciones y que recién en las próximas horas se conocerán los resultados completos del estudio.

“Con la información que se nos dio hoy no podemos concluir ni cómo ni cuándo falleció Santiago”, sentenció Verónica Heredia, abogada de la familia Maldonado, y agregó que la querella seguirá sosteniendo “la hipótesis principal que es desaparición forzada seguida de muerte, hasta que tengamos todas las pruebas que le hemos solicitado al juez que lleve adelante, con una investigación imparcial e independiente”.

Por su parte, el hermano de Santiago, consideró que “hay que esperar (para saber la causa de muerte), todavía no van a estar las pericias o los informes, si sale algo es porque alguien violó el acuerdo de confidencialidad”. En ese sentido, dijo que “no hay un cambio de carátula, y hay que esperar a ver cómo sigue la investigación, esto fue la causa de muerte, no sabemos qué pasó, entonces estamos en el inicio”.

“Tengo más dudas que antes, lo que sí sé es que no es que murió por estar de turista, estaba en una represión ilegal de Gendarmería”, concluyó.

Durante el fin de semana pasado, en una entrevista concedida al diario Página/12, Sergio Maldonado detalló una serie de requerimientos que fueron rechazados por el juzgado de Lleral, como fue la negativa a convocar como testigo al anterior juez de la causa, Guido Otranto. “Estamos como si fuera el 2 de agosto, retrocedimos porque no pasa nada en la causa, no avanza. Nos rechazan los expertos internacionales de la ONU y a los locales tampoco los quieren”, había asegurado Sergio.

Santiago Maldonado tenía 28 años y hasta el momento de su desaparición vivía en El Bolsón. Hasta el 20 de octubre –cuando fue hallado el cuerpo– el joven había sido visto por última vez el martes 1 de agosto mientras era perseguido por la Gendarmería durante la brutal represión que la fuerza de seguridad llevó adelante en el Pu lof en Resistencia mapuche Cushamen, en Chubut. Desde entonces, familia y amigos lo buscaron intensamente. En varias oportunidades, masivas movilizaciones exigieron al Estado argentino que acompañe esa búsqueda. Hoy el reclamo es, nada menos, que por verdad y justicia.

en octubre

Nuestros temas