Redacción Canal Abierto | Entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre se llevará a cabo el 8º Festival de Tango de la República de la Boca. El evento se desarrolla de manera autogestiva desde 2010, y los eventos transcurren en el Cine Teatro Brown (Av. Alte Brown 1375) y el bar Blues Special (Av. Alte Brown 102).

El Festival surge como reacción a la política de clausura de espacios culturales por parte del gobierno de la ciudad: “El festival nace producto de una clausura de la tanguería Malevaje Arte Club, en el que veníamos tocando cuando dábamos nuestro primeros pasos, junto a otros grupos de la escena de esos momentos”, cuenta en esta entrevista con Canal Abierto Pablo Bernava, bandoneonista y director del Quinteto Tango La Boca, uno de los colectivos que participan de la organización. “El lema de ese festival que organizamos con distintas personas y colectivos del barrio era `El tango no se clausura´, y fue una respuesta del barrio en su conjunto y de la comunidad tanguera hacia un actitud que consideramos autoritaria, como es la clausura de un lugar por una cuestión sumamente menor.”

Aquello que surgió como respuesta a lo que consideraban un atropello, devino en una institución de la comunidad tanguera que funcionó como ejemplo y disparador para que otros barrios y localidades hicieran eventos similares, por fuera del circuito oficial. “Este festival surgió como punta de lanza para tantos festivales barriales que surgieron a partir de allí. H apasado el tiempo y estamos en esta 8ª edición y han surgido el de Valentín Alsina, en Lanús, Parque Patricios, Boedo, Caballito”, remarca Bernava.

Si bien el Gobierno de la Ciudad organiza festivales dedicados al género, el músico se encarga de remarcar las diferencias entre ambas experiencias: “El festival se hace principalmente con la voluntad de los músicos que año a año se suman y se quieren sumar. Es un movimiento de tango muy solidario y nos prestamos la colaboración permanentemente en los festivales que sobre todo en lugares como La Boca se hace difícil sostener una autonomía de autogestión. No nos olvidemos que por distintos factores es un lugar territorialmente muy complicado donde siempre lo que hoy es gobierno nacional ha hecho foco desde cuando estaba en la ciudad. Es un espacio difícil y mantenerlo de esa manera con la bandera de la autogestión es un valor extra y en ese valor extra está la diferencia”. Además de los modos de organización, Bernava agrega que hay diferencias entre los contenidos que se le busca dar al género entre ambos modelos. “En cuanto a la estética nos diferenciamos de la cuestión de Caminito y del tango “for export” que pasa por esos lugares. Nuestra propuesta no va por ese tango de recuerdo y casi bizarro sino que tenga que ver con lo que es la Buenos Aires de hoy.”

El Quinteto Negro La Boca se conformó en 2008. Desde entonces han recorrido distintos escenarios y publicado dos discos. El último es “Tangos libertarios” en colaboración con el historiador, periodista y escritor Osvaldo Bayer. “El disparador fue Severino Di Giovanni. Queríamos hacerle un tango en homenaje.Ahí lo contactamos a Osvaldo y nos gustó como quedó asi que decidimos hacer un larga duración. Osvaldo participa como autor o coautor de todas las letras y participó den la grabación y en los shows en vivo haciendo contextualizaciones. Hacíamos un contrapunto entre sus narraciones y la música. Y nosotros le hicimos la música pero incluímos rap y colores vinculados al rock y otros géneros como la participación de la murga Falta y Resto. Eso le dio al disco un sonido actual, y la temática de la Patagonia y la anarquía y los pueblo mapuches del sur hay una resignificación con todo lo que está pasando ahora ”

El Quinteto encara el 2018 expectante por la salida de su nuevo trabajo, Cruces urbanos, en el que llevan canciones de distintos géneros al ritmo del tango, con la participación de los autores originales. “Lo que cuenta es esta experimentación, este cruce entre distintos géneros, diversos y supuestamente opuestos como el punk y el tango. Eso es mucho de lo experimental. El disco tiene mucha experimentación. Hay distintos colores, desde 2 Minutos hasta el Chango Spasiuk, Nonpalidece, La Mississippi, Las Pastillas del Abuelo. Un poco la particularidad de este disco es versionar temas de distintos géneros con los protagonistas de esos géneros. Y a su vez que no queda en una versión tanguera de “Ya no sos igual” por ejemplo, sino que en el medio se mete el punk. O sea que es una amalgama de géneros”.

Nuestros temas