Redacción Canal Abierto | “Hasta mitad del 2017, en términos netos,  el Tesoro tomó 77 mil millones de dólares de deuda neta. Es un número monstruoso. Estamos hablando de la cuarta parte de lo que es la deuda total de la Argentina en un año y medio”, sostiene Alejandro López Mieres, especialista en mercado financiero del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP).

La deuda creciente del gobierno de Cambiemos se convirtió en el caballito de batalla de su política económica y la principal preocupación de sus críticos. La explicación son los negocios. “El motivo por el cual toma deuda (…) tiene por detrás una dinámica de quiénes son los ganadores y los perdedores de este gobierno. Y entre los ganadores está el sector trasnacionalizado de la economía”, afirma el especialista.

Para López Mieres, la deuda y la necesidad de bajar el déficit fiscal –siempre presente en el discurso oficial- van de la mano. “Hay que bajar el déficit fiscal, por eso hay que aprobar una reforma laboral donde sea más fácil desprenderse de los trabajadores, y hay que pagar menos impuestos”, explica.

“Éste es el piso en el que estamos parados y la dinámica discursiva que en algún momento va a chocar con la realidad. Yo no puedo decir que esto va a pasar en un plazo determinado pero sí que la base en la cual se asienta este modelo es lo suficientemente endeble como para tomar precauciones”, concluye.

En esta entrevista, un análisis sobre los motivos de la deuda, el enfoque ideológico, las razones de las reformas y el duro derrotero que se vislumbra inexorable.

Entrevista completa:

Nuestros temas