Redacción Canal Abierto | Tras obtener un dictamen de mayoría para su proyecto de reforma tributaria, Cambiemos logró la aprobación de la reforma previsional en la comisión conjunta de Presupuesto y Hacienda y de Previsión y Seguridad Social y estalló el escándalo.

Ni bien comenzó el debate, un grupo de jubilados irrumpió en la reunión para protestar contra la polémica reforma, que busca recortar $100 mil millones de la caja previsional, para reducir el déficit fiscal.

La reunión presidida por Eduardo Amadeo comenzó dándole la palabra al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y los gritos se agravaron. Amadeo llamó a un cuarto intermedio porque, interpretó, “con ese nivel de violencia es imposible funcionar”. Minutos después retomó el debate para darle la palabra a Sergio Palazzo, titular de La Bancaria, quien sostuvo que el proyecto se trata de un “saqueo inhumano al bolsillo de los jubilados”. Luego agregó: “Me cuesta creer en el diálogo cuando este Parlamento votó una emergencia laboral y (el presidente, Mauricio) Macri la vetó, y hubo 60 mil nuevos despidos”, expresó.

Por su parte, Leonardo Fabre, secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social, afirmó que el Gobierno recibió “un sistema de seguridad social funcionando”. “Hoy Anses sigue teniendo más dinero que el Banco Central, ¿dónde está la falta de sustentabilidad de Anses?”, se preguntó.

Más tarde, la diputada Mirta Tundis aseguró que desde su espacio, el Frente Renovador, se van a “oponer a este ultraje al bolsillo de los jubilados”. “Esto afecta a trabajadores activos, no sólo a los jubilados de hoy.  Esta ley viola el derecho constitucional y todos los acuerdos internacionales”, recordó. Y luego, frente a la risa de Nicolás Dujovne, defensor del proyecto en la sala, espetó: “Es inadmisible que el ministro de Economía se ría, pero esta es una violación total al derecho de nuestros jubilados”. Ya sin risas, tras ser interpelado por la diputada Victoria Donda sobre cuánto cobrarán los diputados en marzo con y sin reforma, Dujovne admitió: “No hicimos esa cuenta”.

Pese a las quejas de la diputada Donda, el dictamen comenzó a circular y a cosechar firmas entre los diputados del PRO y de la UCR. Este escándalo se da al siguiente día de la retractación de la Coalición Cívica en voz de la legisladora Elisa Carrió, quien anticipó que su espacio también acompañaría el proyecto.

Horas más tarde de saber que obtendría los votos para el recorte previsional, el Ejecutivo amplió el Presupuesto 2018 por decreto en $84.500 millones para destinarlos al pago de la deuda, principal motor de la suba en el déficit fiscal.

promoción

Nuestros temas