Redacción Canal Abierto | “Está en riesgo la soberanía de los pueblos porque pretenden  instalar que las decisiones no se tomen en los ámbitos nacionales sino a nivel supranacional, en general beneficiando a las grandes corporaciones; en relación al empleo, buscan facilitar la migración de puestos de trabajo, algo que agravará la desocupación y presionará a la baja sobre salarios y condiciones laborales; y se agudizará la evasión fiscal con la fuga y transferencia de recursos sin control”, advierte sobre los posibles resultantes de esta Cumbre de la OMC el secretario de Relaciones Internacionales de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB) y dirigente de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE), Serio Arnoud.

Alrededor de las 17.30 del pasado domingo, el presidente Mauricio Macri daba la bienvenida en el Centro de Convenciones de Buenos Aires a los 3500 delegados de 164 países que hasta el jueves constituirán la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

A la misma hora la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma junto a Barrios de Pie, CCC y CTEP, entre otras organizaciones, arrancaban desde el Obelisco una marcha que se vio impedida de avanzar a pocas cuadras, por expresa disposición de Gendarmería Nacional con perros, carros de asalto y armas largas.

Por primera vez un país sudamericano es anfitrión de este encuentro en que se fijan las reglas del comercio mundial. Y no es por casualidad: desde 2015 la Argentina se ha convertido en el botín preciado de los países hegemónicos a la caza de mercados que buscan la depreciación de salarios y la flexibilización de las leyes de empleo.

“Hay tres preocupaciones centrales en relación a las discusiones que se están dando en este momento en la Cumbre de la OMC. En primer lugar, respecto de la pérdida de soberanía, ya que se pretende imponer la transferencia de potenciales litigios jurídicos a foros internacionales”, explica Arnoud en esta entrevista con Canal Abierto. “En segundo término, y desde el punto de vista económico, compromete la calidad de vida de los pueblos. El comercio electrónico, por ejemplo, se encuentra dominado por cinco grandes corporaciones internacionales y no pagan impuestos ni generan recursos para los estados. Esto devendrá en menos servicios para las poblaciones y mas dificultades para los pueblos”.

“Y en tercer lugar, tendrá como consecuencia un aumento del desempleo debido a que la flexibilización del comercio internacional va a llevar a un aumento de las importaciones de productos manufacturados, algo que disminuirá la producción local y, a su vez, la generación de trabajo en las industrias locales”, detalla el dirigente brasileño.

Desde las distintas ONGs y organizaciones sindicales repudiaron el rol de la OMC, organismo donde la toma de decisiones que afectan a millones de personas -en tanto determinan las políticas públicas que los Estados pueden implementar- se llevan a cabo a puertas cerradas y sin participación de la ciudadanía.

Contra cumbre

La movilización del domingo, en paralelo a la inauguración de la Cumbre, se enmarcó en la Semana de Acción Global que promueven varias entidades que convergen en Confluencia Fuera OMC. El mismo día también se realizó un festival en Plaza de los Dos Congresos.

Además, desde este lunes hasta el jueves impulsarán en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA la Cumbre de los Pueblos con debates a toda hora. Y el martes a las 18 marcharán a las puertas del Congreso de la Nación.

“Estamos trabajando en una respuesta en unidad contra esta nueva avanzada neoliberal”, asegura Sergio Arnoud, quien este lunes 11 de diciembre participó de la jornada de debate “Los derechos laborales en el marco de la liberalización comercial”, organizada por la CLATE, la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas (ALAL) y la Asociación de Abogados Laboralistas de Argentina (AAL).

La reforma laboral brasileña

El dirigente de la CSPB, sindicato que agrupa a cerca de 3 millones de estatales, también se refirió al paquete de leyes en materia laboral impulsadas por el presidente Michel Temer: “Al igual que ahora en Argentina, en Brasil decían que la reforma laboral iba a generar empleos. Hoy vemos que la realidad fue totalmente distinta”.

“No nos pueden encontrar divididos, sino unidos en la lucha. Hay que mirar el ejemplo de lo que pasó en Brasil con la reforma laboral: la división entre las centrales (tenemos 7 u 8 centrales en este momento) llevó a que el Gobierno aprobase el paquete de leyes en tan solo un día. Así, en solo 24 horas se destruyó la construcción y conquista de derechos sociales y laborales de todo un siglo”.

Entrevista completa:

Lanzamiento

Nuestros temas