Redacción Canal Abierto | Hoy por la mañana Rodolfo Aguiar presentó su declaración jurada familiar por ingresos mensuales de 77 mil pesos sujetos a descuentos, la propiedad de un Wolsvagen Vento 2016, la adjudicación de una vivienda de plan provincial, un crédito del Banco Nación a 36 meses por 150 mil pesos y ahorros en efectivo por 40 mil.

Su caso es el primero que se recuerde en la historia de un dirigente gremial. Después de su originaria presentación en 2015, sólo le siguió los pasos Carlos “Perro” Santillán. Por ello en esta oportunidad, Aguiar propone modificar la ley provincial 3550 de Ética Pública, para que todos los presidentes o secretarios generales de sindicatos en Río Negro lo imiten.

“En la Argentina actual quienes tenemos la responsabilidad de administrar intereses colectivos no nos alcanza con decir que somos honestos. Lo tenemos que demostrar todos los días”, dijo en Aguiar en conferencia de prensa. “Todavía existe un fuerte desprestigio sobre los sindicatos y nos corresponde a nosotros dar el primer paso para recuperar la confianza de la sociedad”, agregó.

La ley que pretenden modificar el dirigente estatal fue sancionada en 2001, en medio de los abucheos por el que se vayan todos. Fue impulsada por el Eduardo Chironi, dirigente de ATE Río Negro, y obligó a funcionarios en el Estado a realizar presentaciones y actos de transparencia.

Asimismo la legislación promovió que las conducciones colegiadas de sindicatos, asociaciones empresarias, profesionales, comunitarias y sociales también lo hicieran. Lo que ahora busca la CTA es que el artículo tres pase de una mera invitación a una obligatoriedad.

“Estamos de paso por las organizaciones. No podemos sólo administrar una institucionalidad formal. Tenemos la obligación de producir todas aquellas transformaciones profundas que los tiempos históricos nos demandan”, dijo el dirigente a medios periodísticos.

en octubre

Nuestros temas