Redacción Canal Abierto | “Los funcionarios que nos recibieron llegaron a decir que en el hospital más grande del país, el Posadas, que depende del Ministerio de Salud de la Nación, el ministro no tiene ninguna injerencia, por lo tanto que los despidos son total responsabilidad de la conducción del Posadas, algo absolutamente increíble”, explicó Jorge Yabkoswski, presidente de la Federación de Asociaciones Sindicales de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa), luego de una reunión en el Ministerio conducido por Adolfo Rubinstein.

En el marco de los reclamos por la reincorporación de los 122 despedidos, unos tres mil trabajadores del Hospital Posadas acompañados por FeSProSa y la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) se movilizaron esta mañana desde el hall central del imponente edificio en Morón hasta la sede del Ministerio de Salud en el centro porteño donde, pasadas las 13.30, fueron recibidos por funcionarios de tercera línea que deslindaron responsabilidades.

“Mi lectura es que el ministro de Salud está de acuerdo con los despidos, que es una decisión del presidente Mauricio Macri, del ministro de Modernización (Andrés Ibarra), de efectuar esta limpieza antisindical y antisanitaria en el Posadas, y el director del hospital (Pablo Bertoldi Hepburn) es un fusible porque para el gran público es desconocido”, agregó Yabkoswki en diálogo con Canal Abierto.

De allí, la caravana siguió hasta Modernización, y a ella se sumaron los trabajadores desdedidos de Cresta Roja y de organizaciones políticas. Juntos, cortaron una de las manos de la 9 de Julio.

Los trabajadores denuncian que por las cesantías algunos servicios pediátricos y de tratamiento contra el cáncer quedaron desarticulados.

“El plan de lucha va a continuar y hasta que no logremos una negociación real no vamos a bajar las medidas”, anticipó el dirigente sindical.

Nuestros temas