Redacción Canal Abierto | En marzo de 2017 el presidente Mauricio Macri anunciaba un plan para la industria automotriz: “Alcanzamos este acuerdo estratégico que tiene dos metas fundamentales: lograr producir un millón de automóviles y no solo cuidar la familia de trabajadores de esta industria, que es tan importante, sino hacerla crecer en más de 30.000 puestos de trabajo”.

A casi un año de aquella presentación -y a horas de que el Presidente presentara en CórobA con bombos, platillos y nuevas promesas el Fiat Cronos-, todos los indicadores demuestran que las previsiones presidenciales no se cumplieron. Incluso la situación es hoy mas acuciante para el sector.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) reveló semanas atrás que durante todo 2017 la producción nacional de vehículos fue de tan sólo 472.158, muy lejos del millón pretendido.

Por otra parte, la participación de las importaciones sobre las ventas totales al mercado interno se incrementó desde el 54% a 66% entre los periodos comparados. En números concretos, el aumento de las importaciones llevó a 27.674 unidades promedio en 2014/2015 a 44.356 unidades promedio en 2016/2017.

Según datos del INDEC, en el segundo trimestre de 2015 el rubro “Fabricación de vehículos automotores” registraba 30.805 trabajadores, mientras que en el segundo trimestre de 2017 fue de 28.701. Es decir que en tan sólo dos años se produjo una pérdida de 2.104 puestos de trabajo.

Datos de enero 2018

Un nuevo estudio -esta vez de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa)- revela que, si bien en enero se patentaron 118.924 0KM, las terminales automotrices produjeron 21.858 vehículos, un 18,3% menos que en enero de 2017, cuando salieron de las líneas de producción 26.762 unidades.

Incluso, si se compara con diciembre pasado, cuando se fabricaron 33.280 vehículos, la reducción en la producción nacional fue del 34,3%.

 

FOTO: Agencia TELAM

Estreno

Nuestros temas