Redacción Canal Abierto | Desde la asunción de Cambiemos al poder, la tradicional clase media (conocida como C3 en la nomenclatura profesional) perdió cinco puntos porcentuales de participación. Según un estudio de la consultora Delfos que se basó en dos grande encuestas domiciliarias (una con 8.510 casos en 20 ciudades y otra con 5.990 casos, en 16 centros urbanos) pasó del 30 al 25% del total de la población.

El informe señala que la caída motivó un ensanchamiento proporcional de la clase inmediata inferior, llamada D1.

A su vez, el segmento más bajo de la pirámide social no mostró grandes cambios y se mantuvo en el orden del 19%.

“En estos dos años se quebró la tendencia a la movilidad social ascendente”, aseguraron los responsables de la consultora Delfos.

Entre las causas que explicarían este deterioro económico-social encontramos los incrementos en las tarifaria de los servicios y el transporte, el retraso de los salarios respecto a la inflación (la Undav calcula que en dos años el poder adquisitivo del salario se redujo un 6,1%) y el aumento del empleo no registrado (según el INDEC, creció 2,2% en el último trimestre), entre otros factores.

Por otra parte, la categoría que en el mundo del marketing se conoce como ABC1 –a quienes se dirige la oferta de bienes como inmuebles, autos de alta gama, electrodomésticos, turismo y tecnología-, sí sufrió una mínima variación interanual. Subió un punto porcentual respecto de 2017 y alcanzó el 19% sobre el total de la muestra.

en octubre

Nuestros temas