Redacción Canal Abierto | Un informe conocido recientemente revela una serie de datos alarmantes sobre agresión machista en integrantes de la fuerza provincial: 863 policías fueron sumariados por el Ministerio de Seguridad bonaerense tras acusaciones de violencia familiar o de género desde 2016, según casos relevados por el Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires sobre sumarios de una oficina especializada dependiente de Asuntos Internos.

El estudio, que fue difundido a través de algunos portales de noticias, arroja otro número preocupante que podría hacer suponer un porcentaje muy superior de efectivos que ejercen este tipo de violencia: 2.252 agentes fueron acusados internamente en la fuerza. Solo 46 fueron apartados totalmente. 

A ese dato, se suman los siguientes:

  • El arma reglamentaria estuvo involucrada en un 13% de los casos.
  • En el 70% de los casos, las denunciantes fueron parejas o ex parejas.
  • La principal tipo de violencia ejercida es la psicológica (57%).
  • El 38% de hechos denunciados incluyen violencia física.
  • Se registraron 8 femicidios cometidos por policías
  • 699 agentes fueron degradados dentro de la institución y otros 118 fueron suspendidos temporalmente.

La violencia contra mujeres es la cuarta causa de denuncias luego de los casos de corrupción y abuso de fuerza. La Bonaerense cuenta con 90 mil uniformados, los denunciados en este reporte representan el 2,5% de los efectivos.

El ex jefe policial del gobierno de María Eugenia Vidal, Pablo Bressi, que renunció a mediados del año pasado acorralado por acusaciones de vínculos con el narcotráfico, también había sido denunciado por dos de sus ex parejas, que hablaron de violentas golpizas.

 

Nuestros temas