Redacción Canal Abierto | Durante los últimos días, el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi, una vez más se dedicó a recorrer canales, radios y sitios de noticias para difamar a los trabajadores de la TV Pública. En un nuevo raid mediático, la agencia oficial Télam difundió un cable titulado “No se puede tomar al Estado como un bobo al que todos le sacamos plata”, en el que el ministro acusa a los representantes gremiales de “jerarcas sindicales que tienen situaciones de privilegio”.

Además, se conoció que ese mismo día su cartera levantó una reunión paritaria programada por no tener ninguna propuesta.

Ante la negativa del derecho a réplica y el blindaje mediático esgrimido por el funcionario, los trabajadores y las trabajadoras del canal estatal emitieron un comunicado titulado “En la TV Pública no hay diálogo, no hay federalismo ni paritarias libres, hay censura”, en el que desmienten los argumentos brindados por Lombardi. En él sostienen:

  • “Es mentira que los noticieros los fines de semana no salen por las horas extras, como dice Lombardi. Al respecto, las autoridades no realizaron ningún ofrecimiento serio para destrabar este conflicto. Al día de la fecha no hay posibilidad de garantizar coberturas periodísticas los sábados y domingos ni ninguna otra los días de semana no solo por el quite total de horas extras sino además por la falta de operatividad que produce su política de jubilación anticipada y congelamiento de los concursos públicos.
  • Es mentira que en la planta del noticiero de la TV Pública hay 170 periodistas tal como el ministro enunció. Somos 136, una cifra que no dista de la de los canales privados.
  • Es mentira que existan “paritarias libres”. La “oferta” de 0% para una paritaria que venció el 30 de septiembre de 2017 es ilegal y viola la naturaleza de la propia negociación.
  • Es mentira que impidamos la visibilización de hechos periodísticos en nuestra pantalla. El discurso de Hernán Lombardi se cae con sólo mirar el noticiero todos los días. La calidad periodística la da la presencia profesional en el lugar del hecho y no una imagen sacada de youtube. Néstor Sclauzcero, gerente de noticias de la TV Pública y presidente de FOPEA, es el responsable de practicar un periodismo porteño en donde no se cruza la General Paz ni el Riachuelo. La TV Pública fue el único canal de aire censurado de la última conferencia de prensa presidencial y por primera vez en la historia no estaremos en el viaje de los familiares de Malvinas el próximo 26 de marzo. El federalismo se practica teniendo presencia propia en donde se produce la noticia, tal como tienen todos los canales de televisión”.

Además, el texto del Sindicato de Prensa de Buenos Aires señala que el ataque antigremial es parte de una campaña mediática encabezada por Lombardi que tiene otros lamentables capítulos, como el reciente despido ilegal de Alejandro Britos, secretario gremial de la Asociación Prensa de Santa Fe y periodista de Radio Nacional en ese provincia, y el desplazamiento de sus funciones a Mariana Fossatti y Fernando Pedernera, delegada y delegado de Radio Nacional Buenos Aires.

Por último, los trabajadores de la TV Pública solicitan derecho a réplica en los programas Involucrados (América TV), el noticiero conducido por Mauro Viale en A24; Ahora es Cuando, de FM Blue; y a las autoridades de Télam.

Estreno

Nuestros temas