Redacción Canal Abierto | El aeropuerto internacional de Ezeiza fue escenario de la protesta que protagonizaron este lunes los empleados tercerizados de Latam. La medida se extendió toda la mañana y hasta el mediodía, cuando fueron recibidos por representantes de la empresa. “Siguen en la misma postura”, contó Natalia Ybañez, delegada de Latam Redguard, apenas había finalizado el encuentro.

La aerolínea se apresta a realizar un cambio de la empresa tercerizada que realiza las tareas de control y asistencia de equipajes, cargas y pasajeros en los aeropuertos, servicios que pasarán a manos de la multinacional Securitas, en reemplazo de Redguard S.A.

El cambio no sólo dejaría en la calle a alrededor de 200 trabajadores, sino que también significará la aplicación de un convenio colectivo a la baja que incluye jornadas laborales superiores a las 12 horas, cambios arbitrarios de puestos, lugar trabajo y de rotación de turnos. “Quieren que seamos sus esclavos, quieren imponernos un convenio de seguridad y nosotros somos aeronáuticos”, explicó la delegada.

Según explicaron los manifestantes, en su momento la empresa ya había intentado un avance sobre los derechos laborales bajo la excusa de una “baja en los costos”. Esto, en el contexto de un ablandamiento en los controles que tiene a las aerolíneas low cost como mascarón de proa.

“Somos una de las piezas fundamentales para garantizar la seguridad de los vuelos y los pasajeros a bordo”, afirmó Ybañez, quien recordó: “En la actualidad tenemos un convenio parecido al aeronáutico, y que logramos conquistar con la lucha realizada en mayo del 2015 cuando cortamos el acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza durante más de 11 horas”.

“Hoy quieren arrebatarnos esos derechos, de no aceptarlo seríamos despedidos. Las cláusulas que quieren hacernos firmar son muy parecidas a la reforma laboral que el gobierno de Macri quiso imponer pero aún no pudo”, sentenció.

De no haber una solución ni respuesta por parte del Ministerio de Trabajo, los trabajadores tercerizados de LATAM-Redguard anunciaron que el 28 de febrero cortarán la autopista Ricchieri para visibilizar el conflicto.

Estreno

Nuestros temas