Redacción Canal Abierto | El lunes 5 de marzo es la fecha prevista para el inicio de las clases en casi todo el país, algo que parece será de difícil cumplimiento en gran parte de las provincias.

Lo seguro es que en la Ciudad de Buenos Aires el ciclo lectivo no comenzará ese día, consecuencia del paro por 48 hs. que arranca el próximo lunes. Es que los gremios docentes no aceptaron ayer la magra oferta del 12%, a la que calificaron como “insólita” y “una provocación”.

Ahora también la provincia de Buenos Aires parece ir en el mismo camino luego de que los sindicatos que integran la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) rechazaran de pleno la propuesta de la gobernadora María Eugenia Vidal. Por tercera vez, el Ejecutivo puso sobre la mesa un aumento del 15% en tres cuotas, sin cláusula gatillo. La única novedad fue la propuesta de una cláusula de revisión, que el Gobierno ya incumplió en 2016.

El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, denunció que “la gobernadora pretende que los primeros 4 meses los docentes tengamos un salario digno con un aumento de 625 pesos, que ni siquiera llega a pagar el aumento de la luz”.

Además, en la última reunión se comunicó a los gremios que el próximo 2 de marzo se depositarán los $ 4.500 por presentismo del año pasado para aquellos docentes que no hayan faltado. De todas formas, se trata de un dinero que está por fuera de la paritaria en curso.

Los gremios que representan a los docentes bonaerenses habían anticipado su postura de un piso del 20% con clausula gatillo.  

Si bien la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) bonaerense ya anunció un paro de 48 hs. para el 5 y 6 de marzo –en coincidencia con la medida de fuerza de todos los gremios docentes porteños-, no se descarta que el próximo viernes se declare la misma medida en el congreso de Ctera.

en octubre

Nuestros temas