Redacción Canal Abierto | “Nada sería posible sin ustedes, los docente”. Fueron las palabras con que Mauricio Macri inauguró el ciclo lectivo 2018 en una escuela de Bella Vista, en la provincia de Corrientes.

Otra vez, en línea con su discurso en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, el Presidente optó por un tono conciliadora y, a la vez, de negación obtusa de la realidad. Allí, frente a alumnos, profesores y periodistas de Bella Vista (pueblito correntino de 33.660 habitantes, a orillas del rio Paraná), no hizo referencia alguna al conflicto que por estos días afecta a más de 5 millones y medio de chicos de casi todo el país.

Este 5 de marzo era la fecha prevista para el inicio de las clases en todo el país, algo que sucedió con relativa normalidad en tan sólo 7 provincias que cerraron acuerdos salariales con sus respectivos gremios docentes: Salta (15%), Tucumán (17,5%), San Luis (40%), San Juan (17%), Santiago del Estero (20%), Misiones (15,5%) y Corrientes (17%).

Por lo tanto, no es casual que el Presidente haya elegido Corrientes para mostrarse en público. Es que, de este limitado grupo de provincias -donde se espera la convocatoria al paro nacional sea relativamente baja-, Corrientes es la única con un gobernador (el radical Gustavo Valdés) de la coalición Cambiemos. Mientras que en los otros 6 distritos, los ejecutivos tienen al frente distintas variaciones peronistas.

En el resto de las provincias (17 en total), aunque con diferentes grados de tensión, las discusiones paritarias todavía no se cerraron. Estamos hablando de provincia de Buenos Aires, CABA, Chaco, Chubut, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Mendoza, Río Negro, San Luis, Mendoza, Neuquén, Chaco, Entre Ríos, Jujuy, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

En algunos casos, incluso, las mesas de negociación están rotas, lo que promete complicar y extender el conflicto. Ejemplo de ello son la Ciudad Autónoma y la provincia de Buenos Aires. En la provincia, los principales gremios anunciaron su rechazo a la oferta del 15% del gobierno de María Eugenia Vidal y a la inclusión del premio al presentismo. La apuesta de la gobernación es que el acatamiento sea relativo. Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la Ciudad, también sufrirá medidas de fuerza contra su propuesta de un 12% de aumento salarial, rechazada por los gremios docentes.

Además de bastiones fuertes de Cambiemos, ambos distritos concentran -por lejos- el mayor número de alumnos sin clases y, por ende, de padres y madres descontentos con la situación.

Si bien en redes sociales se empezó a mover fuerte la campaña para desacreditar y menospreciar la medida de fuerza docente -y a sus dirigentes gremiales-, varias encuestas señalan cómo un considerable porcentaje de la población sindica a los funcionarios como responsables de la situación.

Un estudio reciente de la Consultora Tendencias reveló que el 57% de los consultados cree que María Eugenia Vidal no realizó una propuesta adecuada a los docentes, y por eso es el principal responsable del actual conflicto. Mientras que sólo para un tercio de los mismos la responsabilidad mayor recae sobre los propios sindicalistas “que son muy intransigentes en el reclamo”.

Fotos: @dicoluciano

Estreno

Nuestros temas