Redacción Canal Abierto | En diciembre de 2017 la Justicia porteña aprobó un aumento de tarifas de hasta un 13% en los peajes de las autopistas de los accesos Norte y Oeste de la Ciudad.

Sin embargo, ahora el Gobierno de la Ciudad busca una nueva suba oscilaría entre el 13 y el 65%, y para justificarla orquestó una Audiencia Pública “no vinculante” para este 13 de marzo en el Teatro de la Rivera. Desde el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) la rechazan por considerarla: “un simple formalismo, generando un desagradable show montado por el Gobierno porteño y transformándose en una burla y falta de respeto hacia los usuarios viales directos e indirectos”.

“Este Gobierno, en lugar de denominarse CAMBIEMOS, debería llamarse AUMENTEMOS. Entre peajes, combustibles, patente, seguro, VTV, mantenimiento, etc., volveremos al sulky”, señalan en un comunicado.

El referente de la CONADUV y del Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos (CADIA), Ricardo Lasca visitó Canal Abierto y reveló los pormenores del sistema de concesiones viales en nuestro país: “En nuestro país el peaje es un impuesto a la circulación”.

“Acá se inventó un sistema único en el mundo: donde te cobran por rutas pre existentes, que pagamos previamente con los impuestos y sin camino alternativo libre de pago, algo que es inconstitucional. Es una especie de aduana interior con posiciones monopólicas, donde el usuario es rehén de la empresa concesionaria y sin derechos”, señaló.

En 10 años la gestión PRO aumentó un 5500% el peaje en las autopistas porteñas, y algo similar sucedió en las provincias. No hay salario, costo o inflación que justifique esta lógica. Por eso decimos que en Argentina no hay peajes, es pillaje”, resume Lasca.

“El plan de concesiones viales que arrastramos desde los 90´ es un fracaso. En las rutas nacionales, durante los últimos 20 años, se recaudaron más de 10 mil millones de dólares en concepto de subsidios y peajes. Pero los privados, en todo ese tiempo, no hicieron ni un solo kilómetro con ese dinero”, cuenta.

Por todo esto, la CONADUV exhortó al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a no autorizar el nuevo cuadro tarifario, evitando generar mayores perjuicios económicos. “Estamos reclamando un proyecto vial que haga un seguimiento de los fondos viales para que no se lo roben funcionarios ni los privados. Les pedimos que escuchen y defiendan el interés general”, reclama.

La entrevista completa:

Estreno

Nuestros temas