Redacción Canal Abierto | Cualquier estadista que se precie procura testear el impacto de sus políticas midiendo la temperatura de la opinión pública, instintiva o sistemáticamente. Pero la gestión Cambiemos como ninguna antes gobierna de acuerdo al minuto a minuto del humor social. Esta práctica milimétrica explica gran parte de sus últimas medidas de gobierno, que diversos analistas leen como intentos de desviar la conversación social hacia temáticas sobre las que, si no hay nada bueno que decir, al menos tampoco hay nada malo.

A 18 meses de las próximas elecciones presidenciales,sólo el 31,7% dice que votaría a Mauricio Macri mientas que el 53,1% no lo votaría. Estos números surgen de una encuesta de opinión realizada por Raúl G. Aragón y Asociados entre 2873 mayores de 16 años de todo el país, consultados entre el 1 y el 12 de marzo.

Un tercio de aquellos que dicen que no estarán dispuestos a votar a Macri, es decir el 17,8% de todos los electores, sostiene que no lo votaría porque “antes le creí, pero no cumplió”.

Le economía está detrás de estos números: mientras el 57,9% de los argentinos considera que este Gobierno beneficia a los ricos y a las empresas, sólo el 6,3% piensa que ayuda los pobres y a los trabajadores.

Fuente: Circuitos

También es la economía la que encabeza las preocupaciones de los argentinos. “Inflación y desempleo” (56%) son los principales problemas a resolver que identifican los encuestados, seguidos de lejos por “inseguridad” (15%) y “corrupción” (10%).

En tanto, hay un 54% de desaprobación hacia la gestión del Presidente (contra un 34% de aprobación), quien arrancó su gobierno con un 64% de aprobación y sólo un 24% de opinión negativa. En otras palabras, la aprobación hacia las políticas macristas cayó 30 puntos porcentuales en sólo dos años. Este número se eleva a 63% de opinión negativa si se consulta sobre política económica, mientras sólo el 24% tiene una visión positiva. Los números surgen de la encuestadora Opina Argentina y coinciden con los de la Consultora Circuitos.

Fuente: Raúl G. Aragón y Asoc.

Para esta última las expectativas tampoco ayudan: el 32,8% de los argentinos cree que en los próximos meses la situación va a empeorar, y 19,2% considera que empeorará mucho. Por su parte, sólo el 7,1% confía en que mejorará mucho y el 15,2% espera que mejore algo.

Pero no es sólo eso. La encuesta de Aragón da cuenta de que, gracias al escándalo Triaca y a la falta de cumplimiento de dos de sus tres promesas de campaña, Cambiemos ha perdido en la percepción del público los atributos que originalmente éste le atribuyó: eficacia y transparencia. Para el 55,1% el ministro de Trabajo debió renunciar y el 71% cree que el Gobierno no ha avanzado hacia cumplir las promesas de lograr “Pobreza Cero” ni de “unir a los argentinos”. La gestión sólo parece cumplir en relación al combate contra el narcotráfico, donde el 57,3% cree que su “lucha” es “exitosa”.

El fin de la herencia

La responsabilidad del gobierno anterior en la situación actual del país ya no encuentra la misma predisposición en el electorado que allá por noviembre de 2016. Por entonces, el 56% de los consultados creía que la principal responsable de los problemas económicos del país era la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y sólo el 32% identificaba responsabilidad en  Mauricio Macri. Hoy la tendencia se revirtió: 44% sigue culpando a CFK pero el 47% considera responsable al actual presidente.

Fuente: Opina Argentina

promoción

Nuestros temas