Redacción Canal Abierto | “Es una sociedad que está mirando para otro lado. A la gente no le importa que un defensor de genocidas esté ocupando un cargo tan alto en la Justicia”, se lamenta Sara Mrad, de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, en Tucumán.

Y es que esta semana Facundo Maggio, abogado defensor de genocidas, fue designado juez provincial –por 32 votos contra 3 en la Legislatura tucumana-, pese al reclamo de los organismos de derechos humanos que fueron expulsados de las puertas del parlamento local. “Fuimos a tratar de hablar con el presidente de la Cámara, que es el vicegobernador (Osvaldo Jaldo) y no sólo no nos recibió sino que nos hizo echar por la policía”, relata Mrad. Luego vallaron el lugar para que la Cámara votara sin oír disidencias al pliego de Maggio propuesto, una vez más, por el gobernador Juan Manzur.

El año pasado Manzur ya había intentado impulsarlo pero una situación inesperada lo hizo recular: Maggio había sido el primero en la Justicia tucumana en querer aplicar el beneficio del 2 por 1 para genocidas, y el escándalo nacional le provocó el suficiente pudor para que el ahora juez se volviese, entonces, indefendible.

Sin embargo, un año alcanzó para cambiar el clima social. “Tucumán se parece cada vez más al gobierno de Cambiemos: se justifica el asesinato de un nene de 12 años porque estaba solo, de noche, a la 1 de la mañana. Eso hace el ministro de Seguridad de la provincia (Claudio Maley). Esto es el Jardín de la Impunidad y no ya el Jardín de la República”, reflexiona Carolina Frangoulis, militante de HIJOS.

Ni bien se conoció el caso de Facundo Ferreira, el niño fusilado por la espalda por la policía, Maley se apuró a justificar el accionar de la fuerza apuntando a la familia; “¿qué hace esta criatura de 11 años fuera de la casa?”.

“Con todo lo que ha pasado la semana pasada con el tema de Facundo, la sociedad está muy dividida y muy sensibilizada”, relata Ana Daneri, coordinadora del área de Memoria, Verdad y Justicia del organismo de derechos humanos ANDHES, que formó parte de la impugnación a Maggio.

Quienes apoyaron el nombramiento del abogado sostuvieron que defendió a genocidas en el ejercicio libre de su profesión, pero para Daneri es más que eso: “Nosotros que hemos participado de todas las audiencias de los delitos por causas de lesa humanidad sabemos que no era una defensa técnica. Todo el tiempo estaba exponiendo argumentos en torno a la teoría de los dos demonios, poniendo en duda a los testigos, llegando a incomodarlos y revictimizarlos. Estamos hablando de víctimas de crímenes terribles, sobrevivientes de torturas de centros clandestinos”, explica.

Frangoulis acuerda: “Uno ejerce libremente su profesión, y hasta casi por una cuestión de necesidad puede defender a un represor. Pero él amontonó una decena”.   

Además, Maggio forma parte junto a su padre, Pablo, de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia. Pablo Maggio es un abogado que se hizo famoso por defender a los fondos buitre y por haber firmado, junto a sus socios del estudio Saint Jean y Maggio, una carta de la Asociación que defendía a los represores. Su colega Ricardo Saint Jean es hijo del ex gobernador de facto de la provincia de Buenos Aires, Ibérico Saint Jean, y Daniel Saint Jean es hijo de su hermano, Alfredo. Ricardo y Daniel han sido abogados defensores de Ibérico y de Norberto Cozzani, el chofer de Ramón Camps, ex jefe de policía de la última dictadura cívico- militar.

“A nosotros ya nos pasó. El dolor lo llevamos hasta nuestra muerte y la desaparición de personas es un delito permanente. Pero, ¿qué va a pasar con la gente de los barrios con un tipo con esta ideología haciéndose cargo de un juzgado penal?”, se pregunta Mrad.

Para Frangoulis este nombramiento habla del momento por el que pasa Tucumán: “Nos preocupa algo tan simple como que a Facundo lo mató la policía con un tiro en la nuca y esa causa puede caer en el juzgado de Maggio. No va a ser de ninguna manera un juez del lado de los justos ni del lado de los pobres. Va a ser un juez para los empresarios, para el que tiene el bolsillo lleno”.

en octubre

Nuestros temas