Redacción Canal Abierto | Empezó a circular el decreto con el que el Gobierno nacional impulsaría una nueva etapa de achicamiento de personal en los organismos de la administración central.   

Luego de los despidos masivos en INTI, Hospital Posadas, Fabricaciones Militares, en la mina de Río Turbio y en los Ministerios de Defensa y Hacienda; y del cierre de sectores como la Lotería Nacional, entre otros, que amenazan extenderse y continuar durante los próximos meses, el Ministerio de Modernización y el de Economía elaboraron y comenzaron a difundir el proyecto de ley con el que el Ejecutivo pretende seguir ahorrando a costa de los trabajadores y las trabajadoras estatales.

El portal de noticias La Política Online difundió el texto en las últimas horas, recordando que Andrés Ibarra ya había adelantado a principios de año que en 2018 implementarían primero el plan de jubilación anticipada y luego, en marzo, un plan de retiros voluntarios para reducir la planta del Estado nacional.

El borrador, que habría sido elevado al presidente Mauricio Macri para que lo firme como decreto reglamentario de la Ley de Presupuesto 2018, contempla que:

  • Para aquel empleado de 65 años o más “que no cuente con los años de servicio necesarios para obtener su jubilación ordinaria”, existirá la posibilidad de recibir 24 cuotas mensuales iguales “no remunerativas” equivalentes a su salario neto.
  • Para aquellos que tengan 60 años pero no alcancen la categoría anterior, la norma prevé que se les paguen hasta 36 cuotas mensuales no remunerativas equivalentes a su salario neto, siempre y cuando no se superen las 12 cuotas una vez cumplidos los 65 años.
  • El tercer caso es el de los menores de 60 años, para quienes habrá un resarcimiento al momento de la desvinculación de hasta 6 cuotas en función de la antigüedad y luego entre 6 y 24 cuotas mensuales adicionales no remunerativas, pero del 70% de su salario neto.

El programa prevé que los empleados administrativos renuncien bajo un régimen con tres tipos de incentivos en cuotas que, de acuerdo a la edad del trabajador, puede ir de los 6 a 36 meses de salario neto sin perder la obra social.

“Es una puerta de emergencia para escapar antes de que te tiren por la ventana”

El contexto de ajuste permanente, que operaría como complemento esencial para promocionar el supuesto “nuevo derecho”, Cambiemos buscará que, con la presión de la posibilidad latente y constante de perder la fuente laboral, miles de trabajadores y trabajadoras preocupados por su futuro, se acojan a la nueva norma.

El delegado paritario de ATE, Flavio Vergara, explica que el proyecto “surge en un marco de ajuste del gasto público que se traduce en despidos masivos del 2016, y los despidos y las reformas selectivas del 2017”. En ese contexto, “lo voluntario es la forma en que te vas: solo, o por la fuerza”, aclara Vergara, y afirma que en realidad el nuevo proyecto que el Gobierno ya empezó a medir en la opinión pública es simplemente “una puerta de emergencia para escapar antes que te tiren por la ventana”.

 

 

 

 

 

 

Estreno

Nuestros temas